Home » DDHH » Estudiantes de ARCIS que fueron gravemente heridos quedaron en libertad e interponen querella contra carabineros

Estudiantes de ARCIS que fueron gravemente heridos quedaron en libertad e interponen querella contra carabineros

arcis baleoLos jóvenes estuvieron detenidos ilegalmente por más de 16 horas, a pesar de que el fiscal había ordenado su liberación, y fueron amenazados mientras eran atendidos por las graves lesiones, de que los formalizarían por “homicidio frustrado”. Una de las familias ya presentó una querella en contra de carabineros.

 

Dos estudiantes de la Universidad ARCIS sufrieron graves lesiones luego de que un capitán de carabineros les disparara con una escopeta a poca distancia en el interior de una sala, ubicada en un segundo piso en el sector de artes de la Universidad ARCIS, sede libertad. Esto, mientras los estudiantes se encontraban terminando unos trabajos para poder terminar cuanto antes su semestre debido a la situación de crisis de la Universidad.

Se trata de los estudiantes Cristian Contreras de 24 años (estudiante de Artes) y Camilo Torres de 19 años (estudiante de Sicología) quienes presentan graves heridas de perdigones disparados a poca distancia. Cristian presenta impactos de perdigones (5) en su espalda. Por su parte

Según la versión de carabineros los estudiantes fueron detenidos en momentos en que les lanzaban una bomba molotov, versión que contrasta con la de los testigos y circunstancias. Cabe consignar que la sala en la que irrumpieron carabineros no cuenta con ventanas.

Los hechos ocurrieron luego de que efectivos de Fuerzas Especiales de carabineros de Chile hiciera ingreso a la universidad (ver registro del ingreso de carabineros) sin autorización, según señalan desde la dirección del establecimiento, y bajo el argumento, según la versión de carabineros, de que se estaba cometiendo un “delito flagrante”. En dicha acción 9 estudiantes fueron detenidos y sacados violentamente desde el interior de la Universidad, entre ellos, y ya heridos, Cristian y Camilo.

Tras ser trasladados hasta la 3era comisaría, por la gravedad de las lesiones, Cristian y Camilo fueron llevados hasta el Hospital San Juan de Dios desde donde, a petición de los médicos, debieron ser trasladados hasta la Posta Central en donde pasaron la noche. Durante el transcurso de la noche ambos estaban en “calidad de detenidos” según carabineros, quienes querían formalizarlos por “homicidio frustrado” en contra de personal de dicha institución. Hasta el lugar llegaron los padres de los jóvenes y presentes se encontraban miembros de Observadores de DDHH Sutra. Mientras, las otras 7 personas detenidas fueron dejadas en libertad.

Según relataron los padres carabineros agredió brutalmente a sus hijos, constancia de ello eran las evidentes lesiones y gravedad de las mismas, por lo que anunciaban una posible querella, por otra parte criticaron duramente a la dirección de la Universidad, a quien acusan de no haber hecho nada para evitar dicha situación y ni siquiera asistieron ni se comunicaron (nosotros) los padres o estudiantes para saber de su estado y apoyarlos.

16 horas estuvieron los estudiantes desde que fueron detenidos, constataron lesiones (en hospital y posta central) para recién, uno de ellos, Camilo, fue llevado hasta la 3era comisaría. El otro joven, Cristian quedó internado en el Hospital Sotero del Río.

Abogados de Defensoría estudiantil, junto a la familia, interpusieron un recurso de amparo, esto por los hechos ocurridos (lesiones) y las más de 16 horas en que los jóvenes estuvieron detenidos. Ante esto el juez llamó al Fiscal quien le señaló que él había instruido a carabineros durante la misma noche la liberación de la totalidad de personas que habían sido detenidas en dicha universidad, apercibidas por el art.26 (desordenes).  Con esto, según la familia y abogados, quedaba consignada además la ilegalidad de mantener detenidos a los jóvenes con la amenaza, que mantuvieron durante la madrugada, de formalizarlos por “homicidio frustrado”.

Camilo fue dejado en libertad y su familia presentó una querella formal en contra de carabineros.

Por otra parte Cristian quedó internado en el Hospital Sotero del Río por al menos 3 días, esto debido a lo delicado de su estado y magnitud de las heridas, entre ellas una fractura expuesta, laceraciones producto de los perdigones y una serie de exámenes para descartar complicaciones. Actualmente se mantiene en dicho recinto recibiendo atención y antibióticos a la vena. Su familia se sumaría a la querella ya interpuesta por la otra familia.