Home » Noticias » Los otros abuelos osos sobrevivientes de la dictadura pero olvidados e invisibilizados en democracia

Los otros abuelos osos sobrevivientes de la dictadura pero olvidados e invisibilizados en democracia

Por Gonzalo Rodríguez Torres

Ni siquiera un premio Oscar pudo terminar con la invisibilización, veto periodístico y la indiferencia de las autoridades, para con los hombres y mujeres que, al igual que la metáfora del corto animado “Historia de un Oso”, sufrieron el exilio de la dictadura de Pinochet.

Revisa: El corto animado “Historia de un Oso”: La metáfora sobre la Dictadura de Pinochet que llegó a Los Oscars

En la premiada historia puso en el tapete la historia de los ex presos políticos/as durante la dictadura de Pinochet -y metáfora de todos los prisioneros/as y exiliados en diversas partes del mundo- debido a que la historia estaba inspirada en Leopoldo Osorio, abuelo del director de la animación Gabriel Osorio.

Leopoldo Osorio (el abuelo Oso) fue detenido el día 13 de septiembre de 1973 cuando se desempeñaba como regidor (concejal) socialista en la comuna de Maipú. Osorio pasó 2 años en prisión para luego -bajo el decreto de la junta- partir al exilio.

Revisa: Abuelo que inspiró #HistoriadeunOso rechazó invitación a La Moneda: “iré cuando cambien la Constitución de Pinochet”

Historia de un oso - Punkrobot producciones

Sin embargo los otros OSOS/AS sobrevivientes siguieron invisible. Se trata de esos abuelos y abuelas OSOS/AS de carne y hueso que están agrupados/as en orgánicas como la Coordinadora de Ex Presos Políticos Salvador Allende, Asociación Mutual de Ex Presos y Presas Políticas del MIR y de la Resistencia Popular y otras, para quienes el paso del tiempo no es su mejor aliado.

Según el dirigente David Quintana, se calcula que solo en el 2015 fallecieron unas 1.047 víctimas directas de la represión en tiempos de Pinochet.

Son los rostros ajados que quieren olvidar los José Miguel Insulza, Ricardo Lagos, Patricio Aylwin, Andrés Zaldívar, Enrique Correa, Sergio Bitar y otros “próceres” democráticos que cuyo discurso de prosperidad y crecimiento económico no tiene relación con opositores a Pinochet que muchas veces ni siquiera tienen el dinero suficiente para costear exámenes médicos propios de su edad o de las secuelas que conllevó las sesiones de tortura y la prisión política.

Revisa: Indignación causa desalojo de sede del PS Tomada por ex presos políticos. Orden fue dada por la directiva del partido

A ellos no solo se les ha negado en democracia una justicia que implique cárcel efectiva -y no precisamente en lugares con trato VIP- tanto para torturadores, asesinos, así como para cómplices civiles de la dictadura. Pasan los años y también se les sigue bypaseando el acceso a pensiones dignas y reparaciones acordes al daño experimentado. Fue así que durante el año pasado, diversas organizaciones de ex prisioneros/as políticos/as durante la Dictadura iniciaron una larga huelga de hambre exigiendo pensiones dignas, reparación -dentro de lo adscrito por Chile en diversos tratados internacionales- así como verdad y justicia, esto último particularmente con lo que pasa con el Informe Valech.

Revisa: Tras 40 días, ex Presos Políticos llegan a acuerdo en Rancagua con el gobierno y deponen huelga de hambre

Pero sus ojos cansados y pelo gastado no guarda relación con la energía con que rechazan cada uno de los llamados a sumergirse en el olvido y dar vuelta la página de la historia, porque lo suyo está lejos de intentar ocultar la mugre debajo de la alfombra, por seguir maquillando un sistema político que se cae a pedazos por corrupción y acomodos a espaldas de la ciudadanía.

El viernes algunas OSAS estuvieron en la manifestación que pedía alerta de género y acciones urgentes para poner fin a los femicidios, causa que no les es ajena a quienes sufrieron violencia sexual por parte de sus torturadores.

Revisa: Mujeres fueron golpeadas y detenidas frente a La Moneda en manifestación para exigir #AlertadeGénero por femicidios 

En general, a los OSOS y OSAS se los puede encontrar apoyando en la calle la lucha de los estudiantes, junto a quienes exigen terminar con las AFP, con los que reclaman por una salud más solidaria y, por cierto, con quienes abogan por una nueva constitución (una nueva, no una reforma cosmética de la engendrada en dictadura).

“Oso rebelde, que lucha y no se vende”

osos rebeldes - frente a la moneda

Manifestación de ex Presos Políticos – 01 de marzo 2016. Stgo de Chile

Persiste el infame veto en democracia a los Osos de carne y hueso

El 1° de marzo se juntaron en el monumento a Salvador Allende en la Plaza de la Constitución para “saludar al nieto de un compañero” (al director Gabriel Osorio), según explicaron a los transeúntes y medios de comunicación como Canal 13, TVN y Chilevisión.

Aprovecharon de recordarle al Gobierno y autoridades que no están de acuerdo con la propuesta de la mesa de trabajo, en la cual se negó el incremento de las pensiones y plantea una indemnización variable dependiendo de la edad de los beneficiarios.

Con paciencia oriental esperaron que los integrantes del equipo de la productora PunkRobot arribaran a La Moneda, y cuando finalmente llegaron los ganadores del Oscar resonaron aún más fuerte su improvisado cántico “Oso rebelde, que lucha y no se vende” o los ya clásicos “Compañeros y compañeros presos políticos, ¡Presente!”, “Justicia, verdad, no a la impunidad”.

Algunos periodistas se acercaron a ellos para tener alguna reacción, obvio, representan al mismo sujeto protagonista de la trama de la premiada “Historia de un oso”, pero este impulso periodístico a la postre se vio cercenado en los informes de prensa que finalmente vieron la luz en radios, diarios, web, TV abierta y TV por cable.

Ni La Tercera, El Mercurio, Radio ADN, CNN, 24 Horas, por citar algunos, incluyó alguna impresión de un OSO u OSA de carne y hueso, y en cambio sí publicaron profusamente las reacciones del público general que llegó a saludar a los responsables del filme animado.

En los medios tradicionales era esperable que sus editores aplicaran veto, pero cuesta entender la razón de que la venezolana TeleSur no haya tenido el interés de conversar con ellos. Y bien podrían pasar desapercibidos completamente, salvo para los que estuvimos ahí y también para los que vieron las imágenes de una nota de Cooperativa.cl donde se los muestra a la pasada, se escuchan sus cánticos, pero que jamás nombra a los proscritos.

Y uno pudiera pensar que tal vez el factor tiempo de edición influyó en su nula presencia en los medios de comunicación, pero salvo algunas entrevistas y notas sobre Leopoldo Osorio -el inspirador de la cinta- la verdad es que ningún espacio de TV o prensa escrita se ha preocupado de indagar cómo viven nuestros abuelos OSOS.

El sábado desde las 22:30 horas TVN emitirá un programa especial sobre el premiado cortometraje animado “Historia de un Oso”. Ojalá sea la chispa que gatille la necesaria mirada escrutadora sobre las promesas incumplidas y las necesidades de sobrevivencia de quienes sufrieron la tortura, prisión y exilio en dictadura.