Home » Noticias » A pesar de la represión, los trabajadores del metro de Sao Paulo siguen en huelga

A pesar de la represión, los trabajadores del metro de Sao Paulo siguen en huelga

Trabajadores ferroviarios de Sao Paulo ratifican la huelga en la asamblea de esta tarde. Fotografía: Thiago Stone / Fotógrafos Activistas

 

Una historia de represión y resistencia frente a la Policía Militar

 

Desde el 5 de junio, los trabajadores de la red ferroviaria urbana de Sao Paulo se encuentran en huelga, demandando mejores salarios, seguridad en el trabajo, y equiparación salarial, demanda que parece totalmente lógica si uno analiza las millonarias utilidades del Metro de Sao Paulo, cuyas ganancias llegan exclusivamente a sus directivos.

Es por eso que los trabajadores se han movilizado desde el jueves pasado, afectando un servicio usado a diario por 4 millones de personas. Para no afectar a los usuarios (y en vez de ello, beneficiarlos), es que los trabajadores propusieron en vez de paralizarse, trabajar sin paga durante la huelga en la medida que la empresa aceptara que exista “catraca livre” (entrada gratis y sin pasaje al metro), así los habitantes de Sao Paulo, en vez de verse perjudicados, gozarían de la gratuidad del servicio durante la huelga.

Desgraciadamente el gobernador Geraldo Alckmim no aceptó dicha propuesta, por lo que finalmente los usuarios del metro se vieron perjudicados. Y más aún, además de no aceptar, desde el gobierno se han mostrado cada vez más distantes con la movilización, al punto de comenzar a reprimir con la Policía Militar a los trabajadores y otros adherentes a la movilización, como una medida desesperada de quebrar al movimiento y retornar a la normalidad antes de que la Copa del Mundo comience.

Es así, que durante el viernes 6 de junio, y tan solo en el segundo día de paralización, las fuerzas policiales actuaron de forma violenta y represiva contra los manifestantes y trabajadores, ocupando lumas, gases lacrimógenos y escopetas con balines de goma. De dicha acción violenta, 15 trabajadores resultaron heridos, y uno de ellos arrestados por la Policía Militar.


 

Una lucha que continúa

 

Sin embargo, y lejos de darse por vencido, los trabajadores del Metro de Sao Paulo, ellos han ratificado día a día la paralización, y de ese modo, la huelga a seguido a pesar de los intentos autoritarios de que esta termine. En la asamblea de hoy 8 de junio participaron más2.500 trabajadores, y la opción de seguir la paralización obtuvo una tremenda mayoría.

A pesar de ello, el gobernador Alckmin se ha negado a negociar, y muy por el contrario, se ha dedicado a criminalizar a los ferroviarios de Sao Paulo, acción que ha sido apoyada por los tribunales de dicho Estado.

También los trabajadores han obtenido apoyo de otras organizaciones que están luchando durante este periodo por otras demandas en Brasil, también en torno a la inminente Copa del Mundo que se viene. De ese modo, agrupaciones como el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) han dado el respaldo y solidaridad total a los trabajadores paralizados

 

ferroviarios

 

Junto al apoyo de organizaciones como el MTST, también se ha convocado para este 19 de junio a una movilización de “catraca livre” que llama a los usuarios del transporte público brasilero a no pagar, como medida de apoyo a la paralización, como a la vez de presión para la reducción del costo de los pasajes. Esta acción de desobediencia tendría el carácter de nacional.

 

La paralización frente al Mundial

 

Esta semana es decisiva para los trabajadores ferroviarios paulistas, puesto que este jueves 12 se inauguraría en dicha ciudad el Mundial de Brasil 2014, y el evento se vería fuertemente afectado con la paralización de una de las principales formas de transporte de la ciudad. Es, en definitiva, un juego arriesgado pero que busca mediante la presión de la Copa del Mundo la aceptación de las reivindicaciones por las cuales los trabajadores están luchando, pero que a su vez se arriesgan a una ofensiva represiva que busque acabar de forma autoritaria la paralización.