Home » Noticias » Magdalena Piñera propone incluir a su padre en posible museo como símbolo de democracia

Magdalena Piñera propone incluir a su padre en posible museo como símbolo de democracia

El día de ayer 24 de julio, y según consta en una carta al director del diario La Tercera y en respuesta a la columna del Abogado Axel Buchheister (quien fue Director de Estudios Jurídicos del Instituto Libertad yDesarrollo, semillero de políticos que nació bajo el amparo de la Dictadura de Augusto Pinochet), Magdalena Piñera Morel, hija del Ex Presidente y actual candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, defendió la iniciativa para crear el “Museo de la Democracia”, la cual tuvo rápida respuesta de las RR.SS, quienes se burlaron y le recordaron los casos de corrupción de su padre.

Magdalena quien es Profesora de Historia cree que “el Museo (…) busca que como país, seamos capaces de recordar nuestra valiosa y temprana tradición democrática que como nación en el más de cuarto de siglo de sana vida democrática y republicana desde que, a  través de una transición ejemplar, y con la participación de la inmensa mayoría de los chilenos y reconocida en el mundo entero, Chile recuperó su democracia y creció política, económica y socialmente”. También hace alusión a “grandes figuras” de la centro derecha, tales como el Senador Andrés Allamand ( quien rechazó leyes como al aborto en 3 causales )–, el Senador Alberto Espina (férreo defensor de la política represora hacia el pueblo Mapuche)–, Sergio Onofre Jarpa–Ministro del Interior en la Dictadura de Augusto Pinochet y uno de los fundadores de Renovación Nacional– y su padre Sebastían Piñera,  quien ha defendido la Dictadura, hoy cuestionado en varios escándalos de corrupción, en su función de ex Presidente y como empresario.

Piñera Morel enfatiza que el diálogo y la política de los consensos es lo que hace falta y lo que anhela la ciudadanía en general. Recordando la política que impuso la Concertación en la década de los 90. Aduce que este país “merece y necesita hoy políticos que construyan puentes que nos unan y no muros que nos dividan. Recordar nuestra historia democrática, partiendo por la recuperación de la misma, es un imperativo moral y ético, además de un lugar educativo por excelencia para nuestros niños y jóvenes”.

Para finalizar, deja la siguiente frase para la “reflexión” “El Museo Histórico Nacional termina su recorrido con los anteojos del Ex Presiente Allende. ¿Acaso ahí termina nuestra historia? El Museo de la Democracia justamente busca decir que en Chile la historia no termina el año 1973. Si así fuera, seríamos un país fracasado y sin memoria. Hoy los chilenos, más que nunca, queremos mirar el futuro y retomar la senda del diálogo, los acuerdos y la fraternidad”.