Home » Noticias » Ministerio de Transportes dejó sin ruta aérea al último poblado de la Carretera Austral: El abandono de Villa O’higgins
villa-ohiggins-patagonia

Ministerio de Transportes dejó sin ruta aérea al último poblado de la Carretera Austral: El abandono de Villa O’higgins

Villa O’Higgins es un poblado de 550 habitantes, en el final de la Carretera Austral en la Patagonia chilena, ubicado a 600 kilómetros de Coyhaique, la capital de la región de Aysén, y a 280 kilómetros de Cochrane, donde está el hospital más cercano. Se ubica en la Provincia Capitán Pratt, conocida como la “provincia de los glaciares”, zona de gran interés turístico a nivel mundial. Las vías de transporte hasta Coyhaique son por aire, con un trayecto de 1,5 horas y un costo de $28 mil o $14 mil para estudiante o adulto mayor. O por tierra con un trayecto de 16 horas y un costo de $8 mil. En esta última se debe cruzar en barcaza el fiordo Mitchell (alrededor de 9 km), lo que es subvencionado por el Estado. Hoy están sin ruta aérea y la barcaza en reparación fue reemplazada por una que no cumple ni con la demanda de pasajeros ni las normas mínimas exigidas para navegar.

El 30 de septiembre finalizó el contrato con la empresa que proveía la ruta aérea. Andrea Rosas, presidenta de la Junta de Vecinos N°1 y miembro de la Radio Madipro de Villa O’Higgins, señala que ante la falta de licitantes el Ministerio de Transportes eliminó la subvención aérea, dando como argumento de que “las ofertas de las empresas superan el presupuesto“.

Según relata Andrea a Radio Villa Francia, este presupuesto corresponde a $250 millones al año, sin embargo, hace un año y medio las autoridades concesionan a trato directo el servicio, por falta de licitantes para la ruta, generando un tope de alrededor de $20 millones mensuales para ofertar. Es así como este último mes, el 11 de octubre el contrato se lo adjudicó una empresa, sin embargo, denuncia Andrea, las autoridades ni siquiera advirtieron que la empresa no poseía aviones, motivo por el cual no se realizó el contrato. Este corresponde a una subvención de transporte para zonas alejadas y es gratuito para cualquier persona (tanto turistas como residentes), y la única vía segura y rápida en caso de emergencias.

A esto se suma que la barcaza Padre Ronchi, de propiedad del MOP, que cruzaba el fiordo Mitchell, estaba operando en muy malas condiciones, por lo que desde el 8 de octubre se encuentra en “reparación mayor“, que se presupuesta demorará 60 días. Esta tenía capacidad para más de 60 personas y 14 vehículos, con dos salidas diarias en invierno y tres en verano. Ahora hay una barcaza menor, la “Doña Violeta”, que tiene capacidad para 31 personas, incluyendo la tripulación y “9 o 10 vehículos menores“, según señala el comunicado de la Gobernación de la Provincia Capitán Prat. Dicha embarcación realizaba sólo 2 trayectos diarios. A petición de la comunidad y luego de la visita del Jefe de la División de Transporte Público Regional del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, Cristián López Ugalde, se aumentaron a cuatro trayectos diarios este 2 de noviembre.

A pesar de esto, hoy día se encuentran totalmente aislados, ya que debido a las condiciones climáticas, los puertos se encuentran cerrados para embarcaciones menores, como la “Doña Violeta”.

A la izquierda: Barcaza Padre Ronchi (Foto de Patagonia por descubrir). A la derecha, barcaza Doña Violeta. (Foto de Radio Madipro)

A la izquierda: Barcaza Padre Ronchi (Foto de Patagonia por descubrir). A la derecha, barcaza Doña Violeta. (Foto de Radio Madipro)

La embarcación no contaba con baño al principio el cual estaba depositado sobre el container para pasajeros. Además se denuncia que en su capacidad total de vehículos, ninguno de estos puede abrir sus puertas para desembarcar, y además no cuenta con los implementos de seguridad suficiente, ya que la barcaza contempla 31 pasajeros y tripulantes, por lo que hay sólo 31 chalecos salvavidas, pero en la práctica puede llegar a transportar a 60 personas.

Sobre el container donde deben ir los pasajeros, se encotraba el baño y los 31 chalecos salvavidas

Sobre el container donde deben ir los pasajeros, se encontraba el baño y los 31 chalecos salvavidas. Foto de Radio Madipro.

La Presidenta de la Junta de Vecinos señala que “estamos limitados a salir solo dos veces al día, y hay cruces especiales, pero son muy difícil gestionarlos, porque aparte están los turistas. Para ir a Coyhaique, que es donde se hacen todos los trámites, una persona tiene que gastar por lo menos $50.000, para costear alojamiento, comida, etc., no se puede ir y venir, si son 16 horas de viajes, y lo que es eso para alguien que tiene un sueldo de $213.000. De afuera dicen que por estar acá somos doblemente chilenos, pero parece que es más como el pepito paga doble“.

Ha habido cuatro intentos de renovar la operación por trato directo, pero estos “fracasan, por el evidente desconocimiento del Ministerio de los costos operativos reales de esta ruta, sin contar la total desidia con que ha sido tratado el tema“, se lee en el Facebook de Radio Madipro.

En cuanto a la ruta aérea, lo que exigen es que el contrato se limite a 6 meses en primera instancia, para que durante ese lapso se creen bases de licitación por tres años, de modo que pueda haber seguridad en la provisión del servicio.

Además, a medida que se acerca la época estival, va creciendo la cantidad de turistas que llegan al lugar lo que se transforma en un problema, ya que los medios de transporte no cubren la demanda, muchas veces quedando relegada la población local, sumado a que no existen protocolos de entrega de información para el turista respecto al uso de estos. Relata Andrea que la tripulación de la Padre Ronchi ha tenido que soportar muchas veces desde insultos hasta golpes, por no haber protocolos básicos sobre las prioridades de uso en el transporte. Relata que en una ocasión, “el acceso a la barcaza estaba repleto y venía un señor con una niña grave, pero los turistas – que habían estado esperando su turno –, no lo querían dejar subir en auto. Es el costo del turismo, no hay protocolos, no hay información para los turistas, y ni siquiera en eso ayuda el Ministerio de Tranportes“.

ohiggins7

ohiggins3