Home » Educación » Motín en la sala: Cerca de 40 mil profesores de bases se encuentran en Paro. Crónica de un movimiento anunciado

Motín en la sala: Cerca de 40 mil profesores de bases se encuentran en Paro. Crónica de un movimiento anunciado

Biobio Profesores

Profesores movilizados (Tomé, VIII Región) Fotografía de Esteban Paredes.

Una vez conocido el acuerdo (ver aquí) y la forma en que éste se dio entre la dirección del Colegio de Profesores y el gobierno, la indignación estalló en las bases del Colegio de Profesores a lo largo del país.

El movimiento estalló espontáneamente y a medida que pasan los días logra sumar más y más gente a través de los comunales de todo el país. Es algo que no se esperaba y que se subestimó, dicen desde la Dirección del Colegio de Profesores. Esto último porque fue solo en el mes de agosto en que la dirección del Magisterio había recibido un fuerte revés en lo que fue la “Consulta Nacional Docente” en donde la mayoría rechazó el acuerdo que había alcanzado la dirección del Colegio de Profesores con el Mineduc. De hecho, en dicha oportunidad hubo una demora de casi 5 días para tener los resultados finales que dio la primera señal de que las bases estaban disconformes.

El Telefonazo y las críticas a la dirección por su cercanía con el gobierno

 

Para nadie es un misterio que la cabeza del Colegio de Profesores está compuesta por militantes de partidos de la actual coalición de gobierno (Nueva Mayoría), y en las asambleas comunales es un punto de tensión constante para saber “dónde está la lealtad de los dirigentes, en sus bases y las demandas del magisterio o con el gobierno y sus partidos”.

Por lo mismo cuando se presionó a la dirigencia para realizar un Paro y poner los 5 puntos (el 21 de octubre), el Colegio anunció movilización. En ese momento, desde el Mineduc, salió Valentina Quiroga, subsecretaria de Educación, a decir frente a los medios que “no entendía la razón del Paro si las relaciones con el Magisterio eran excelentes”. Ese mismo día Quiroga llamó a Gajardo y este le explicó que tuvieran calma, pues el acuerdo se revisaría en la Asamblea Nacional donde tenían mayoría, aunque le confesó que había cierto grupo que no quería pero este era minoritario dentro de la Asamblea.

A pesar de esa “buena relación y afinidad con el Mineduc” el Paro se iniciaría el día 10 de noviembre, momento propicio para que el Magisterio demostrara fuerza, más allá de su cercanía con el gobierno y se revisaran los puntos de negociación y saliera éste (el Magisterio) fortalecido para la discusión de la Reforma Educacional de la cual han sido pasivos testigos, cuestión que se pretendía cambiar. Sin embargo el viernes 8 de noviembre un “Telefonazo” cambió todo. Era el asesor de Quiroga quien hacía entender a Gajardo el mal momento que era para iniciar un Paro de Profesores, pues se estaban generando señales erráticas del manejo del Mineduc, lo que estaba generando tensión dentro de la misma Nueva Mayoría, y no era bueno que ahora “un aliado” terminara realizando un Paro. Esto sumado a que la misma semana parte de la Dirección del Colegio de Profesores, en conjunto con la CONES y CORPADE (varios de ellos militantes del PC) se “tomaron” el Mineduc, enviando un claro mensaje al gobierno de que, si bien están apoyando la reforma que impulsa el ejecutivo, no están dispuestos a pagar todos los costos sociales de una Reforma que no es ni la sombra de lo que se prometió y que ha tenido hasta ahora mas negociaciones y preocupación con sectores poco afínes a la línea del gobierno (la Alianza) que de los que han apoyado a este. Además, el sector progresista de la Nueva Mayoría ha perdido ya varias batallas dentro del Mineduc ante la ofensiva política de la dirección de la DC. Sin embargo se accedió y desde el Partido se dio “la orden” de alinear la votación. Fue así como los dirigentes en la Asamblea Nacional votaron mayoritariamente por el acuerdo con el Mineduc (113 votos a favor del acuerdo y 58 en contra) cuestión que luego fue puesto en un documento con la firma de Jaime Gajardo (Colegio de Profesores) y Valentina Quiroga (Mineduc).

El problema fue cuando los respectivos dirigentes que votaron en la Asamblea Nacional llevaron el acuerdo a las bases.

La Rebelión de las bases:

 

Maipú es una de las comunas más grande de la Región Metropolitana con alrededor de 600 mil habitantes, y una de las comunas en donde los profesores se han movilizado con mas fuerza en contra del acuerdo firmado por Gajardo y el Mineduc. Pero esto no es casual, la Presidenta del Colegio de Profesores de Maipú es Nadia Ávalos, militante comunista y esposa de Jaime Gajardo. Cuando Ávalos llegó a dar cuenta en asamblea del acuerdo alcanzado la indignación estalló. De los 5 puntos en disputa se lograban 2 y medio y entre los mismos había grandes vacíos o bien eran “simbólicos” como el caso del “Ingreso Mínimo Docente” que beneficiaría concretamente a cerca de un 7% de los profesores del país que están actualmente bajo esa línea.

Lo mismo ocurrió en otras asambleas a lo largo de Chile. En donde representantes del magisterio que participaron en la votación de la Asamblea Nacional trataban de justificar su votación y argumentar que “el acuerdo no era tan malo” lo que generó tal tensión que en muchos casos varios han ofrecido cambiar su voto.

Fue así como a partir del lunes varias bases de profesores comenzaron a parar en diversas comunas de Chile. Una de las regiones mas movilizadas ha sido la VIII región, en donde el malestar de las bases se ha ido alimentando por años. Así de las cerca de 40 comunas en Paro que había el martes este miércoles alcanzaban ya las cerca de 100 y van en aumento.

Este movimiento ha sido espontáneo y ha ido de menos a más, por lo mismo fue recien el martes en la noche en donde dirigentes de la dirección del Colegio de Profesores tomaron “el pulso real de la cosa” y comprendieron que esta es una “revuelta en las bases, un motín”. Desde esa instancia acusan al Movimiento “Refundación” de ser el articulador de esta disidencia, sin embargo desde el Movimiento “Refundación” señalan que a ellos también les ha sorprendido en cierta medida aunque no les sorprende tanto, esto porque la molestia de las bases se viene acumulando hace mucho. Sin embargo dicen no tener directa relación y que este es un movimiento espontáneo y que tarde o temprano iba a estallar. Por lo mismo, dicen “corresponde que nos sumemos y se validen las bases que es algo que todo dirigente, por lo menos en el discurso, dice hacer, bueno, es momento de que eso ocurra pero en serio”.

Durante este miércoles se han realizado votaciones en nuevas comunas. En las regiones ven la oportunidad de terminar en parte con el centralismo y de transformar el Magisterio, hacerlo independiente y cambiar ciertos mecanismos poco democráticos que han dañado fuertemente la legitimidad del medio.

Ahora, hay algunos que piden la salida y voto de censura de Gajardo, actual presidente del Magisterio, y otros solo exigen que se respeten a las bases y a la demanda histórica del gremio y que ese sea el mandato y no la obediencia a un partido, cualquiera sea este, o la lealtad a un gobierno que hasta ahora no ha tomado a los profesores en cuenta en la reforma ni en sus demandas en serio.

El motín en las salas aumenta, varios y varias ven la oportunidad de cambiar las cosas en el Magisterio y de paso dignificar el oficio pero también la figura de luchadores sociales que han tenido los profesores en la Historia de nuestro país y alejarla de la imagen de las últimas décadas de un Magisterio alejado de las bases y que ha ido perdiendo presencia en los temas importantes del país.