Home » Noticias » Muerte de trabajador colombiano develó explotación de personas en construcción de la casa de Alexis Sánchez, según reportaje de CIPER

Muerte de trabajador colombiano develó explotación de personas en construcción de la casa de Alexis Sánchez, según reportaje de CIPER

El dueño de la empresa constructora, Juan Pablo Anguita, se refirió al accidente de mortal y lo atribuyó a una “mala cueva terrible”

Sergio Hurtado de 53 años y ocho hijos es el nombre del obrero de origen colombiano que falleció en la obra de la nueva casa de Alexis Sánchez en Lo Curro, la constructora a cargo es del empresario Juan Pablo Anguita.

El hecho ocurrió el pasado 26 de enero cuando el trabajador sufrió una caída a 10 metros de altura desde un montacargas lo que provoco una fractura de cráneo. El hombre fue trasladado por una ambulancia del SAPU hasta la Clínica Las Condes, donde murió a los pocos minutos en calidad de N.N.

El accidente develó que en esa lujosa construcción de 700 metros cuadrados, trabajan obreros sin ninguna medida de seguridad -como Hurtado- y a los que se les paga $15 mil diarios. según reveló el sitio de Ciper Chile.

Lo otro irregular fue que a la PDI le informaron del accidente a las 23:45 horas del mismo día y, cuando llegaron a la obra, no había nadie a quien interrogar.

El Trabajador ingresó a Chile el 21 de julio de 2011 y desde hace tres años que no renovaba la documentación, lo que lo mantenía como “extranjero infractor”: que no había renovado sus papeles y hace tres años que laboraba para esa constructora.

A la par, y de acuerdo a la publicación de CIPER, Hurtado era uno de varios obreros sin documentos que trabajaban en la construcción de la casa de Sánchez, por bajos salarios, con un solo baño para más de 30 personas y sin medidas de seguridad.

Dos días después de su muerte, en la casa de Lo Curro el montacargas sigue en el mismo lugar junto a los sacos de Bekron reventados por el golpe. Las manchas de sangre que quedaron estampadas en el cemento cuando los enfermeros del SAPU levantaron el cuerpo de Hurtado, siguen ahí intactas.

En junio de 2017, fue cuando la Inspección del Trabajo llegó a fiscalizar la obra, en ese momento escondieron a los obreros sin papeles al interior de la casa por dos razones: su situación ilegal y para que no los contabilizaran. Si una faena tiene más de 25 trabajadores, la ley exige que se conforme un comité paritario que vele por la seguridad. Si éstos suman 51, debe haber un sistema de gestión de seguridad a cargo de un prevencionista a tiempo parcial. Los trabajadores de la obra contaron al sitio de investigación que no cuentan con “ningún prevencionista de riesgos, tampoco hay un comité paritario” y que “trabajan sin guantes, ni cascos ni arneses de seguridad”.

Hace 12 años que Juan Pablo Anguita Gaete -arquitecto, casado, 63 años-, compró el terreno donde actualmente se construye la nueva casa de Alexis Sánchez. Es hijo y hermano de empresarios inmobiliarios. Y él mismo se ha dedicado a ese negocio. En el Diario Oficial registra numerosas inscripciones y modificaciones societarias que dan cuenta de sus actividades económicas. Compra terrenos, construye casas y las vende y/o arrienda. Todo en Lo Barnechea. Su patrimonio registra casas y locales comerciales en esa comuna. También un sitio en Viña del Mar.

Juan Pablo Anguita (izquierda).

Juan Pablo Anguita (izquierda).

Anguita, se refirió al accidente mortal y lo atribuyó a una “mala cueva terrible”. “Esa persona trabajó y se cayó por mala suerte de él, por una acción indebida de sobre exigir un monta carga, se resbaló. Fue un accidente. Nada más. Él no murió aquí, falleció en la Clínica Las Condes. Aquí no ha muerto nadie. Era una persona bien remunerada, fue una mala cueva terrible. Era una persona muy querida acá. El edificio está con recepción final y no hay ningún problema”, dijo y no quiso responder sobre los extranjeros sin regulación que trabajan en la obra.

En la obra, el grueso de la fuerza de trabajo la componen “inmigrantes sin papeles”, según Ciper. Muchos de ellos no saben español.

El representante de Alexis Sánchez, Fernando Felicevich, aseguró que la casa aún es propiedad de la empresa de Juan Pablo Anguita (que compró el terreno en 2005), “por lo que allí ocurra es responsabilidad de esa empresa“.  A la fecha, según el empresario futbolístico, sólo se ha firmado una promesa de compra-venta, pero la transferencia del monto comprometido no se ha materializado.