Home » Noticias » Municipio de Antofagasta ordena desalojar 26 campamentos. Cura Felipe Berríos levanta la voz: ¿Dónde los van a tirar?

Municipio de Antofagasta ordena desalojar 26 campamentos. Cura Felipe Berríos levanta la voz: ¿Dónde los van a tirar?

La alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, emitió un oficio que ordena el desalojo de 26 campamentos de la comuna, donde se estima viven alrededor de 3000 familias. Cabe mencionar que la región de Antofagasta es el lugar con el mayor PIB per cápita de Chile y también uno de los sectores con más campamentos, con deplorables condiciones de existencia de sus habitantes, en su mayoría inmigrantes.

A través de su cuenta de twitter la alcaldesa entregó los argumentos para emanar dicha decisión, a las 12 del día, este 30 de septiembre:

1. “Este oficio nace a raíz de la preocupación de los vecinos tanto de zonas consolidadas como de los mismos campamentos”

2. “Hay condiciones sanitarias y eléctricas que afectan la calidad de vida de los vecinos de las zonas aledañas a los campamentos”,

3. “Se han detectado intervenciones a red pública de agua. En caso de rotura de cañería se pueden provocar anegamientos y aluviones”,

4. “Hay áreas del plan regulador que son consideradas como zonas de riesgo, no podemos permitir asentamientos en estos lugares”,

5. “La presencia de estos asentamientos dificulta evacuación de personas ante la ocurrencia de una emergencia”,

6. “El levantamiento de poblaciones solo se autoriza si hay condiciones seguras para la ciudadanía”.

Han sido fuerte los cuestionamientos a dicha decisión, pues ya se estaba trabajando en un plan desde el gobierno central, a través del Subsecretario del Interior, y la Intendencia para responder al traslado de campamentos que se encontrarían en riesgo, a raíz de lo acontecido en marzo de este año con los aluviones.

felipe berrios1

El sacerdote jesuita Felipe Berríos, que vive en en el campamento Luz Divina en la Chimba, uno de los que tiene orden de desalojo, dijo en una entrevista con Radio Cooperativa, a raíz del oficio emitido por la alcaldesa, que “Antofagasta es la segunda ciudad con más campamentos en Chile, hay entre 40 y 50 campamentos, son unas 3.000 familias las que viven acá, las cuales un 80% de ellos son migrantes. La mayoría está ubicado en quebradas peligrosas o bajo tendido de luz de alta tensión o le pasa cañerías de agua. Pese a que Antofagasta es una ciudad de 35 mil dólares per cápita, hay una distribución muy injusta y es muy cara para vivir. Una pequeña pieza de 3 por 3 metro puede valer hasta 200 mil pesos. Entonces, la gente está obligada a vivir en un campamento para poder vivir… La sociedad entera ha hecho vista gorda a esto. La cantidad de gente es altísima. Me he reunido con dirigentes de estos campamentos, son gente de trabajo, no son delincuentes… Uno no puede poner una pared y deshacerse de ellos, ¿a dónde los vas a ir a tirar? ¿Los van a tirar al mar? Los desalojas y, ¿qué haces con ellos?. Ellos realizan trabajos que los chilenos no hacen, trabajan en las bombas de bencinas, en las tiendas limpiando, es gente que está prestando servicio”.

Respecto al trabajo con la intendencia indicó que se está elaborando un plan de trasladar los campamentos a otros terrenos de bienes nacionales que son más seguros, agregando que “desde que pasó el aluvión estamos trabajando en esta fórmula, que se va a empezar a aplicar ahora, de trasladarlos a los campamentos transitorios, a lugares más seguros. Por eso es que no entiendo mucho la medida. Debe haber sido algún error… Voy a defender a la gente con firmeza, pero hasta el momento el Gobierno está trabajando en esto. Ya tenemos todo organizado y está visto donde se va a trasladar el primer grupo. Más que lento o rápido, las cosas se están haciendo con la gente, la gente está de acuerdo de irse… Esto está listo, por eso me pareció raro esto. Debe haber alguna mala información” finalizó el cura jesuita, que a poco después de que volviera desde África este año se asentó en una de las zonas más pobres y marginadas de Chile, el campamento la Chimba en Antofagasta. Cabe mencionar que Felipe Berríos también fue parte de quienes impulsaron la organización no gubernamental Un Techo Para Chile, llamada hoy “Techo”.