Home » Internacional » Nuit Debout (Noche de pie): El masivo movimiento francés que venció al miedo y critica la democracia representativa

Nuit Debout (Noche de pie): El masivo movimiento francés que venció al miedo y critica la democracia representativa

F

rancia vive actualmente un momento de convulsión social. Algunos medios lo han comparado con lo que fue el 15M español y otros incluso, con lo que fue el “Mayo del 68”. Sin embargo el Movimiento “Nuit Debout” (Noche de pie) tiene singularidades y características distintas a los anteriores, que si bien comparten con los predecesores la masividad y las acampadas, su composición es multicultural, políticamente diversa -anti partidos y multi sindicales- y tiene como cuestionamiento central a la “democracia representativa” y el “neoliberalismo”, que tuvo como primer obstáculo vencer el miedo, por lo tanto ya ha pasado su primera prueba de fuego.

A pesar del estado de alerta terrorista en que se encuentran los gobiernos de la Unión Europea, por los ataques perpetrados el año pasado en París -y que le significó un repunte en las encuestas al presidente de Francia, Francois Hollande-, a los que se sumó el reciente ataque en Bélgica, precedido del acuerdo con Turquía para devolver y expulsar a los inmigrantes (aun cuando fueran refugiados o asilados), y a pesar del repunte de la extrema derecha en las elecciones que si bien no alcanzó capitalizar en las mismas, el pueblo francés salió masivamente a la calle en contra de la Ley del Trabajo (Reforma Laboral), a lo que se suma un ambiente de crispación social en la “zona”, que han derivado en protestas en otras grandes capitales de la Unión Europea, entre ellas Londres, Reikiavik, Bélgica, Berlin, Lisboa, Madrid, principalmente tras los escándalos de corrupción (a los que se sumó lo de Panama Papers) y reformas neoliberales, además de las manifestaciones de los refugiados que han sido crudamente reprimidas.

Revisa: ¿Qué es #PanamaPapers y por qué pone nerviosos a políticos, artistas, deportistas y millonarios de todo el mundo?

La Reforma Laboral

El proyecto de reforma a la Ley del Trabajo denominada oficialmente como ley de “nuevas libertades y nuevas protecciones para las empresas y activos”, o ley El Khomri, por el nombre de la Ministra del Trabajo, Myriam El Khomri, es una reforma de flexibilización laboral, bajo el argumento de disminuir el nivel de desempleo (que ha llegado a un histórico de más del 10%), que implica que las empresas tendrán la posibilidad de sobrepasar el horario laboral legal de 35 horas semanales por necesidades de la empresa, admite los despidos colectivos con indemnizaciones rebajadas: rebaja la indemnización de 4 a 3 meses si la antigüedad es inferior a dos años y de 27 a 15 meses si la antigüedad es mayor a 20 años, las horas extras podrán pagarse por debajo del acuerdo sectorial, entre otras. En definitiva, le da la libertad a las empresas de contratar y despedir con menos requisitos, para hacerlas más competitivas, esto, a costa de la precarización del empleo.

El llamado a huelga general del 31 de Marzo en contra de la Ley del Trabajo derivó en el movimiento “Nuit Debout” (Noche en pie) reuniendo a cientos de personas en acampadas en plazas de distintas ciudades del país, siendo la más masiva la de la capital de Francia, Paris, en la Plaza La República, donde se han reunido más de 120 mil personas, y solo la acampada ha llegado a reunir a mas de 2.000 personas pernoctando. Las masivas protestas se han repetido en varias ciudades, como Lyon, Nantes, Strasbourg, Rennes y Tolouse, donde los manifestantes han levantado barricadas y se han enfrentado a la policía, resultando decenas de manifestantes heridos y detenidos.

Marcha contra la Ley del Trabajo en Rennes, gaseada por la policia

Marcha contra la Ley del Trabajo en Rennes, gaseada por la policia

El movimiento “NuitDebout” o “Noche de Pie” se ha extendido a otras ciudades de Europa, entre estas Madrid, Catalunya, Zaragoza, Lisboa, Bruselas. En Madrid se han dado las mayores movilizaciones con una acampada en la Puerta del Sol en solidaridad con el movimiento francés, vinculándose el movimiento de los indignados, el 15M, en 2011, y que también se han dado en otras ciudades de España. Sin embargo, los manifestantes franceses, particularmente los que acampan en la Plaza La República, han querido distanciarse de lo que fue el 15M, tema que ha sido recurrente en las asambleas nocturnas, esto porque si bien rescatan la experiencia española, “no se quieren repetir sus errores“, señalan con insistencia.

Noche de pie

El movimiento “Nuit Debout” estaba integrado en un inicio mayoritariamente por personas de clase media y blanca del centro de París, estudiantes, trabajadores, artistas, pensionados. Sin embargo, a medida que pasaron los días, diversos sectores sociales se fueron sumando. La participación de sectores periféricos y pobres ha sido incipiente, protagonizada principalmente por los estudiantes secundarios de liceos de la periferia de París y en provincias, entre estos, el movimiento “periferias en pie”. Y es que han sido los secundarios quienes han protagonizado protestas que han sido duramente reprimidas por la policía, con bombas lacrimógenas y balines de goma, resultando -en lo que va- cientos de detenidos y heridos, quienes además acusan el racismo de la policía que enfoca las detenciones hacia jóvenes no blancos. Han sido muy violentos con los jóvenes, hemos visto insultos racistas y amenazas con las personas a las que registran. Al ver a quienes se detiene, nos damos cuenta de que es a las personas de origen magrebí (zona del Norte de África, principalmente musulmanes). Había una amiga rubia con ojos azules, la atraparon y me dijeron ‘que teníamos que parar a alguien blanco también’“, relata un estudiante del liceo Doisneau, en la comuna Vaulx-en-Velin, en Lyon.

liceo

Estudiantes secundarios de las periferias marchan contra la Ley del Trabajo (Lyon)

Los universitarios, por otro lado, también vienen movilizándose hace meses por los aumentos en las matrículas y las condiciones de residencia de los estudiantes inmigrantes, entre otras demandas, y han sido uno de los motores organizativos de las acampadas en las plazas. Al movimiento se han sumado los sindicatos, al margen de los grandes conglomerados sindicales pro gobierno. Sin embargo, los primeros en ocupar la Plaza la República fueron los sin techo, pertenecientes a la organización “Derecho a la vivienda“, que agrupa a desahuciados (desalojados por deuda en la vivienda, propia o alquilada) que se estima serían unos 40.000 nuevos desalojados tras la “tregua invernal” que terminó en marzo, que prohíbe desalojar durante los meses de invierno. La mayoría de estos desalojados son inmigrantes pobres.

Es así como varios movimientos se han aglomerado en torno al “Nuit Debout”, alzándose nuevas luchas y demandas, dando cuenta que estas tienen un origen común: El Neoliberalismo. Una de las características principales ha sido la presindencia de partidos políticos tradicionales, en su mayoría, la gente que se ha estado manifestando es gente sin militancia política ni sindical, esto a pesar de que se han sumado algunas organizaciones de carácter de izquierda extraparlamentaria, pero no han sido en sí mismas relevante y más bien se han sumado al movimiento. Se han organizado por medio de asambleas, creando comisiones para ver los diversos asuntos que van surgiendo en torno a la necesidad como en torno al destino del movimiento, aglomerando las demandas de los distintos sectores: estudiantes universitarios, estudiantes secundarios, sindicatos, refugiados, pensionados, desahuciados, etc. Lo que es claro, es que la Ley del Trabajo fue “la gota que rebalsó el vaso“, ante las políticas de recortes y virajes a la derecha del gobierno “socialista” de Francois Hollande, la política anti inmigrantes de la UE, los desahucios a familias pobres, la corrupción de las empresas y los políticos. De este modo el movimiento en sí ha puesto en duda -y con fuerte critica- a la democracia representativa, la que ha demostrado incapacidad de resolver los problemas de la mayoría y ha terminado gobernando para los grandes capitales (empresas) en desmedro de la mayoría que dice representar. Etienne, un manifestante en la Plaza  de La República lo resume así: “Lo que está pasando es que la gente ve como le piden el voto cada tanto años para, supuestamente representarlo a uno, sin embargo, y sin excepción, quienes son representados son las empresas, los que pagan la campaña del político/a que pidió el voto. Por muy buenas intenciones que se tenga, siempre termina así, entonces nos damos cuenta que el problema no es el político bueno o malo, sino el sistema en sí, es hora de buscar otra forma de organizar nuestro país y cada día más y más creen que hay que cambiarlo“.