Home » Crónica » Padres de menor mapuche baleado denuncian que han intentado comprar su silencio y piden retirar FFEE de comunidades
Fotografía: Menor herido en el sector de Curaco, Collipulli, siendo trasladado a Temuco.

Padres de menor mapuche baleado denuncian que han intentado comprar su silencio y piden retirar FFEE de comunidades

Fue ayer jueves cuando la familia de Brandon Hernández Huentecol recibió una visita del Ministro del Interior, Mario Fernández, en la Clínica Alemana. Brandon se encuentra gravemente herido luego de que el pasado domingo recibiera un disparo de escopeta por parte del Sargento Segundo Cristian Rivera, mientras se encontraba reducido  en el suelo a la fuerza, en medio de un control de identidad realizado por el GOPE de Carabineros en las afuera de la casa de los Hernández Huentecol.

Revisa: Joven mapuche en estado grave tras recibir un disparo por la espalda en medio de un control de identidad en Curaco

La visita, que suponía un acercamiento del gobierno y la voluntad de avanzar en esclarecer lo que había ocurrido y en hacer justicia, terminó siendo todo lo contrario, por lo menos así fue entendido luego por la familia. Y es que hoy, se conocen más antecedentes de lo ocurrido el pasado domingo, que contradicen la versión dada por carabineros (de las varias dadas) y que ha sido respaldada también por autoridades de gobierno.

Revisa: VIDEO: Perito Forense descarta que disparo de carabinero a menor mapuche en la espalda haya sido accidental

Su madre, Ada Huentecol, señala a Radio Villa Francia que son una familia tranquila y que producto de toda esta situación todo a cambiado en sus vidas y solo esperan que Brandon salga bien y volver a vivir tranquilos como antes.  “Nosotros vivimos en torno a una iglesia evangélica en una Villa en la que vivimos hace años (Villa Las Águilas), ahí vivimos tranquilos, como cristianos y nunca nos hemos involucrado en nada que tenga que ver con las luchas del pueblo mapuche o por reivindicación territorial, de hecho mis hijos veían cuando pequeños a Carabineros como unos héroes y ahora no, mi hijo Isaías (13) vio como a su hermano le pegaron y dispararon, él está muy shockeado“, señala Ada.

La familia señala que ahora les toco ver todo el racismo y el clasismo de la policía chilena, que hoy tienen en vilo la vida de su hijo, hermano y sobrino de 17 años y que el lunes empezaba su práctica profesional.

Han sido días complejo, los ha saludado mucha gente y hasta el Hospital ha llegado muchas muestras de cariños y solidaridad la que dicen agradecer, aunque sus pensamientos y atención ha estado concentrado en cada vez que sale el médico y da noticias sobre Brandon.

En medio de lo vertiginoso de las entradas y salidas de la Clínica, han recibido a autoridades locales, medios de comunicación nacional y ayer llegó hasta la Clínica Alemana de Temuco el Ministro Mario Fernández. Fue tras la visita del Fernández que la familia analizó y reflexionó sobre lo que les está pasando como familia y han tomado decisiones. En parte, dice Ada, “ha estado el tratamiento de la prensa sobre lo ocurrido con mi hijo, algunos incluso decían que mi hijo iba en una camioneta e incluso que se estaba enfrentando a carabineros, y ni siquiera piden disculpas por mentir, y eso como familia nos ha dolido“, señala.

Revisa: Subprefecto de Malleco por menor mapuche baleado en Curaco: “El arma se disparó por razones que se investigan”

Fue al día siguiente de lo ocurrido a Brandon, -el lunes siguiente- y mientras el caso de Brandon se conocía, que volvieron a sentir como familia ese hostigamiento y efecto de la militarización de la zona. Otro de sus hijos, Jesús Israel (11), fue apuntalado con un arma en su pecho por un efectivo de Fuerzas Especiales de carabineros nuevamente afuera de la casa que esta ubicada en el sector de Curaco, comuna de Collipulli.

Mire, nosotros como familia solo queremos que se haga justicia, que Brandon esté bien, no queremos plata ni nada y por eso hay molestia en la familia y sobre todo de mi marido (Diego Hernández), somos una familia de valores. A nosotros nos ofrecieron plata, casa, auto, para que no hiciéramos nada, como para comprar nuestro silencio y no queremos eso, solo queremos justicia. Además si no hubiéramos denunciado y hubiéramos callado, mi hijo ya estaría muerto y hubieran dicho quizás que cosa de él, por eso solo queremos que él salga de todo esto y que se haga justicia“, dice con claridad Hada Huentecol, madre de Brandon.

Brandon ha sido intervenido quirúrgicamente varias veces y su estado aún es delicado. A su familia se le ha dicho que buena parte de los perdigones han sido retirados de su cuerpo, solo en el Hospital de Angol le retiraron cerca de 40, pero también les han señalado que muchos de ellos son muy difíciles de retirar y tendrá que vivir seguramente con ellos y con las secuelas que eventualmente puedan quedar.

diego-hernandez-y-ada-huentecol

Diego Hernández y Ada Huentecol, padres d Brandon, menor baleado por carabineros.

Fue así como la familia decidió realizar un comunicado para dejar en clara su posición, y de paso, denunciar el continuó hostigamiento de carabineros a la comunidad de Curaco. También, en el mismo, acusan a las autoridades de mentir, contándose varias versiones a la prensa de parte de Carabineros. y de haberles ofrecido dinero y bienes materiales para suplir las necesidades que se enfrentan en estas circunstancias.

A continuación el comunicado de la familia:

Comunicado Público Familia Hernández Huentecol ante la situación de su hijo Brandon y las mentiras de Carabineros y Gobierno.

El día de hoy jueves 22 de diciembre de 2016 a las 12:00 horas en las dependencias de la Clínica Alemana se hace presente el Ministro del interior Mario Fernández, con la finalidad de extender su preocupación por parte del Gobierno ante los hechos ocurridos el día domingo 18 de diciembre a las 11:30 donde fue baleado por la espalda nuestro hijo Brandon Hernández Huentecol de 17 años por el Sargento segundo Cristian Rivera, funcionario de Fuerzas Especiales de carabineros, los cuales se encontraban realizando prácticas de hostigamiento y persecución a los miembros de la comunidad de Jose Millacheo Levio.

Este hecho es reiterativo dentro de la comunidad en la cual jóvenes y niños se ven limitados a vivir su infancia y juventud en plenitud, siendo acosados tanto de forma psicológica y físicamente niños, niñas, jóvenes, mujeres y ancianos de la comunidad.

La comunidad de Curaco es una comunidad pequeña en la cual el capitán Patricio Vergara conoce hace años a cada miembro de la comunidad e incluso participando en las actividades que ahí se han realizado teniendo así conocimiento claro de que eran niños los que estaban siendo reducidos, violentados y en este caso baleado.

Esta situación no ha cambiado ni disminuido ya que el día posterior al balazo recibido por Brandon, muestro hijo menor de 11 Jesús Israel es violentado por un efectivo de Fuerzas Especiales apuntándolo con su arma en el pecho en las afueras de nuestro hogar.

Los ataques y violencia impartida por Fuerzas Especiales en la zona son habituales y cada día aumenta su intensidad sin discriminar si son jóvenes, ancianos o niños a quienes están atacando.

La presencia del Ministro del interior, don Mario Fernández, en la mañana del día de hoy se da con la supuesta finalidad de apoyar a la familia en este proceso y a la vez de analizar la presencia de fuerzas especiales en las comunidades.

Estas palabras creemos que solo hablan de un lavado de imagen del gobierno ya que ellos son los responsables de llenar las comunidades de fuerzas especiales y servicios de inteligencia, de instaurar el miedo y la violencia a todos quienes somos parte de comunidades mapuche y vivimos en zonas rurales.

Es así como después de esta visita observamos la manipulación de muchos actores del Estado los cuales días anteriores no dudaron en venir a ofrecer dinero para poder acallar este caso de violencia ejercida a Brandon.

Las versiones de carabineros de Chile se han ido contradiciendo, cambiando cada vez su relato de lo ocurrido. Han realizado diferentes acciones tendientes a reparar lo ocurrido ofreciendo así vehículos de traslado para los familiares, departamento y dinero que suplan las necesidades que se presenten en estos momentos y colocando más de veinticinco carabineros para la donación de sangre.

Sumamos a ello que tras la visita, aparentemente conciliadora de del Ministro del Interior Mario Fernández, alrededor de las 18:00 horas se nos comunica a los padres y familiares el inminente traslado al Hospital Regional de Temuco, cuestión contraria a la voluntad de médicos y familia, por el delicado estado de salud de nuestro hijo.

En la reunión con el ministro le comunicamos nuestro deseo de justicia pero también de paz, para lo cual se hace necesario que la policía deje el maltrato a todos los habitantes de la zona y la región, sacándolos de las comunidades y zonas rurales, donde como mapuche y gente humilde solo queremos vivir tranquilos.

Como familia queremos que el Estado pague con justicia, ya que el miedo de los niños y todos los que viven alrededor se instaló en nuestros hogares, y el dolor que sentimos ya no se puede reparar.

También exigimos que en estos momentos nos permitan permanecer en tranquilidad, sin prensa ni actores políticos que nos presionen.

Estas son nuestras exigencias y esperamos que sean cumplidas.

Agradeciendo el apoyo a cada uno de las personas que de corazón han estado a nuestro lado sin intereses personales.

Se despide la familia de Brandon Hernández Huentecol.