Home » DDHH » Plan Araucanía: Violentas detenciones y allanamientos a comunidades, el diálogo que deja el Estado chileno

Plan Araucanía: Violentas detenciones y allanamientos a comunidades, el diálogo que deja el Estado chileno

Durante la jornada del sábado 23 de septiembre se desarrolló la denominada “Operación
Huracán”, operativo gestionado por la Dirección de Inteligencia de Carabineros y la PDI y
que se tradujo en una serie de violentas detenciones y allanamientos en las comunas de
Temuco, Concepción y Ercilla. Producto de esto fueron detenidos Héctor Llaitul, Ernesto
Llaitul, Jaime Huenchullán, Rodrigo Huenchullán, David Cid, Martín Curiche, Claudio Leiva
y Fidel Tranamil.

Revisa: PDI y Carabineros realizan allanamientos y detenciones a Mapuche en diferentes regiones del sur de Chile

Luego de pasar la noche en la Octava Comisaría de Temuco, los ocho detenidos fueron
llevados al Juzgado de Garantía de dicha ciudad, llevándose a cabo la audiencia de control
de detención y la formalización por el delito de asociación ilícita terrorista. La audiencia no
estuvo ajena de inconvenientes, sufriendo un retraso debido a que los abogados
defensores no contaban con los antecedentes de la investigación, pues estos les fueron
entregados durante la mañana y no cuando se tuvo conocimiento de las detenciones. Por
otra parte, Fiscalía solicitó la medida cautelar de prisión preventiva para todos los
imputados, aludiendo a que éstos son un peligro para la sociedad. Dicha solicitud fue
acogida por el tribunal, decretándose la prisión preventiva durante los cuatro meses en
que dure la investigación.
Patricia Cuevas, abogada de Héctor Llaitul y de su hijo Ernesto, señaló a Radio Kvrruf que
se esgrimieron diez órdenes de detención verbal, logrando concretarse ocho; detenciones
realizadas simultáneamente, pues Fiscalía deseaba que las personas no tuvieran
conocimiento y así obtener la mayor cantidad de pruebas posibles. Agregó que Fiscalía
señaló que existe una investigación de seis meses, tras la cual no existe ninguna prueba
concreta que vincule a las personas que hoy fueron formalizadas.
En relación al delito de asociación ilícita terrorista, por su presunta vinculación con delitos
en contra de las personas y la propiedad, manifestó que este “es uno de los delitos más
graves de nuestro ordenamiento jurídico, por lo que se esperaba que los antecedentes
fueran al menos fundados, suficientes y objetivos, como para decretar la medida cautelar
de prisión preventiva, pero no fue así”.
A modo de ejemplo, a Héctor Llaitul se le acusa de ser el líder de esta supuesta asociación,
mientras que a Martín Curiche se le atribuye coordinar incendios y participar con Fidel
Tranamil en un incendio en Calafquén. .
Los abogados defensores se mostraron sorprendidos por las pruebas aportadas por
Fiscalía. “Se mencionó en una audiencia tan importante a un medio como Wikipedia, del
cual supuestamente se extrajo el sobrenombre de Héctor Llaitul y que señala que él es el
líder de la Coordinadora Arauco Malleco. Además, se aludió a una nota de Emol del año
2009 y a un blogspot de un particular, que harían presumir que es líder la CAM”, señaló
Patricia Cuevas.
Salvo los antecedentes entregados por Fiscalía y que la defensa cuestiona profundamente,
no existen testigos presenciales ni de oídas o alguna declaración que señale que Llaitul es líder alguna organización. Ni siquiera se ha demostrado algún vínculo entre los detenidos, sólo se aludió a conversaciones por whatsapp, las cuales tampoco involucran a todos. Con los allanamientos realizados durante la jornada de ayer, Fiscalía esperaba encontrar
pruebas que le ayudaran en la audiencia, lo cual no ocurrió. Se llevaron objetos personales, como teléfonos celulares y computadores, pero lo cierto es que no se encontraron elementos incendiarios, pasamontañas o pañuelos, tampoco elementos explosivos ni bencina y mucho menos armas de fuegos ni cartuchos.
Finalizó indicando: “Les podemos adelantar lo que va a pasar. Esto se repite una y otra vez
en la región de La Araucanía. Si fuera la primera o segunda vez, tal vez podríamos tener
algo de sorpresa. Ellos van a estar privados de libertad en una investigación que se va a
extender bastante, como siempre se extienden las investigaciones por supuestos delitos
terroristas. Los vamos a sacar en libertad, la Corte los va a volver a meter, los vamos a
intentar sacar de nuevo y, el día de mañana, en un juicio oral van a ser absueltos, porque
definitivamente no existe prueba para vincular a ninguno de los imputados con los delitos
que se les están atribuyendo. Y menos por delitos de carácter terrorista. Incluso en la
querella se hizo alusión a un delito que ni siquiera está en la ley 18.314. Hasta ellos están
confundidos y están queriendo darle un carácter de terrorista que no es tal”.
Héctor Llaitul y su hijo Ernesto quedaron privados de libertad en el CCP de El Manzano, en
Concepción. Rodrigo y Jaime Huenchullán, por su parte, fueron trasladados a Angol,
mientras que David Cid y Claudio Leiva quedarán privados de libertad en Temuco.
Finalmente, Fidel Tranamil y Martín Curiche fueron trasladados a Valdivia. Sus abogados
ya manifestaron que solicitarán la revocación de la medida cautelar de prisión preventiva.