Home » DDHH » Relato de un fotoreportero: “A pesar del miedo debemos seguir registrando lo que está pasando con el pueblo mapuche”
12924442_1117998264917882_7261623880625259861_n

Relato de un fotoreportero: “A pesar del miedo debemos seguir registrando lo que está pasando con el pueblo mapuche”

E

l lunes 28 de marzo, cerca de las 10 de la mañana, la comunidad Mapuche Huañaco Millao realizó una ocupación pacífica del ex Liceo Técnico Profesional de Pailahueque, que desde comienzos de año está funcionando como base del GOPE de Carabineros

El Liceo Técnico Profesional de Pailahueque, en la comuna de Ercilla, cerró sus puertas en el 2013, la razón que se esgrimió fue que se debía a malos manejos financieros de parte de sus administradores – Instituto de Educación Rural, IER – y, denuncian las comunidades, el absoluto abandono de parte del Estado. El liceo contaba con internado, siendo acogidos bajo este régimen unos 120 estudiantes de los 180 que tenía en total, siendo en su mayoría mapuche. Cabe mencionar que en las cercanías se está construyendo el mega proyecto Parque Eólico Los Trigales, en los territorios ancestrales de las comunidades del sector, a las cuales, según denuncian, no se les consultó, contraviniendo el convenio 169 de la OIT.

Ese lunes 28, el fotoreportero Camilo Tapia, asistió al lugar para hacer registro de la manifestación, en la cual fueron detenidos niños y mujeres de forma violenta, hecho que fue registrado por el fotógrafo. Sin embargo no se cuenta con el material recopilado puesto que Carabineros lo detuvo y le extrajo la tarjeta de memoria, la cual fue devuelta dañada e ilegible. Camilo denuncia a través de su cuenta de Facebook que fue detenido, ahorcado, registrado sus bolsillos de donde sacaron su tarjeta de memoria. En el registro que hizo carabineros de sus pertenencias sólo aparece que tenía $700, sin figurar ni la cámara ni la tarjeta de memoria.

Ex liceo Pailahueque reacondicionado como base policial

Ex liceo Pailahueque reacondicionado como base policial

Los hechos y la denuncia:

Según el relato de Camilo Tapia, cerca de las 10 de la mañana del lunes se inició la ocupación pacífica, donde los comuneros desplegaron lienzos, exigiendo que se devuelva el liceo para las comunidades y el fin a la militarización en la zona. Alrededor de 10 minutos después, llegó un furgón de carabineros y luego tres carros blindados, tres camionetas y un bus de FFEE. Los efectivos policiales se bajaron con escopetas. Camilo -quien en ese omento registraba la manifestación- se aleja para no ser detenido y poder continuar su registro fotográfico del procedimiento.

Después de 30 minutos la comunidad decide retirarse tras llegar a un acuerdo con el oficial de carabinero a cargo. Camilo se acerca pero una camioneta le corta el paso, bajándose un efectivo con una escopeta, quien le pide cédula de identidad y credencial, tras revisar ambos documentos el funcionario se los devuelve.

Mientras los comuneros se retiraban del lugar de forma tranquila, llega otro vehículo blindado, del cual se bajan gritando “Deténganlos a todos, incluidos niños y mujeres”. Carabineros procede y Camilo trata de hacer registro de la agresión a las familias, pues, según relata Tapia en conversación con Radio Villa Francia, “las mujeres y niños estaban siendo detenidos, a las carabineras se les mandaba que detuvieran a las mujeres y los niños eran detenidos por cualquiera, los niños gritaban asustados cuando los separaban de sus mamás, yo tenía que registrarlo, cómo no lo iba a registrar si estaban siendo agredidos, así se puede denunciar lo que ocurre, o si no, no se sabe”.

Capitan Mella - Carabineros - Pailahueque

Capitan Mella. GOPE de carabineros.

Mientras registraba un efectivo policial le toma el lente de la cámara y es detenido, el fotógrafo se opone por no conocer el motivo de su detención, además relata que el Capitán Mella ordena quitarle sus pertenencias antes de subirlo. Un carabinero lo toma del cuello, asfixiándolo, mientras otros dos lo sujetan de los brazos. Le quitan la cámara, percatándose que le faltaba una tarjeta de memoria, la que Camilo había logrado sacar previamente, sin embargo, lo registran completamente, hasta que la encuentran y la guardan.

Luego de subido al carro, camino a la Comisaría, Camilo relata que escucha por radio “Al fotógrafo hay que darle otro trato, que alguien se haga cargo del procedimiento“, alguien responde: “Yo me haré cargo“.

En la Comisaría de Collipulli revisan sus pertenencias y figuraban solo $700, le piden firmar un documento a lo que él se niega, exigiendo su cámara y tarjeta de memoria. Posteriormente es llevado a constatar lesiones, indicándole al paramédico que lo habían asfixiado, pero este respondió “no quiero llamarte mentiroso, pero si no veo marcas, no lo puedo anotar”.

A las 4 de la tarde hacen salir a los detenidos del calabozo, que eran alrededor de unas 20 personas, le devuelven la cámara y la tarjeta de memoria, sin embargo esta había sido dañada, sin posibilidad de recuperar el material registrado, incluido trabajos anteriores. Esto ocurrió antes de que llegara un abogado y personas de Derechos Humanos.

Camilo relata a RVF que se siente preocupado por lo que le pueda ocurrir debido a la denuncia pública que realizó, en la que incluyó los nombres de los Carabineros que pudo identificar y que fueron parte del irregular procedimiento, eso tomando en cuenta la condición en que se encuentra el fotoreportero Felipe Durán, quien lleva más de 200 días en prisión preventiva por denunciar los procedimientos policiales en contra de las comunidades Mapuche, quien fue imputado bajo la ley de control de armas siendo detenido junto al comunero mapuche Cristian Levinao, quien en ese momento se encontraba prófugo de la justicia.

Revisa: Felipe Durán, el fotógrafo detenido que relataba la represión y lucha Mapuche: “El Wallmapu ha quedado tuerto”

Fotografia de Felipe Durán

Fotografia de Felipe Durán

Tapia señala: “Me borraron el material y no puedo hacer una denuncia porque ahí estaban las pruebas de lo que ocurría, y no tengo dinero como para contratar un abogado. Puedo pedir los registros de las cámaras de Pailahueque, porque aquí hay cámaras de televigilancia por todas partes, pero seguramente dirán que justo en ese momento estaban apagadas o que estaban grabando para otro lado”, señala.

Finalmente, Camilo relata que preguntó quién estuvo a cargo de su procedimiento para poner una demanda, a lo que le respondieron: “A mi no me metai en nada, el que se hizo cargo de tu procedimiento es el Teniente Riquelme, a ese weón échale toda la culpa“.

Por último Camilo no esconde su frustración, rabia y también temor por lo que pueda ocurrirle en el futuro, pues, asegura, seguirá registrando lo que ocurre en wallmapu. “Pues, la verdad, a pesar del medio, sino registramos lo que ocurre aquí, la gente no sabrá toda la represión que está sufriendo el pueblo mapuche“, finaliza.

Revisa el relato completo en su cuenta de Facebook: Camilo Tapia – fotoreportero