Home » Noticias » Renuncia de Sebastián Dávalos no aminora el golpe, pues deja en evidencia las estrechas relaciones del Gobierno con Luksic

Renuncia de Sebastián Dávalos no aminora el golpe, pues deja en evidencia las estrechas relaciones del Gobierno con Luksic

Crónica RVF

Sebastián Dávalos apareció este viernes 13 de febrero ante las cámaras con 30 minutos de retraso. El punto de prensa había sido anunciado a las 16:30 horas, pero fue recién a las 17:03 que un tenso y apurado Dávalos se acercó ante los micrófonos instalados por molestos periodistas que debieron esperar con casi 37° de un intenso calor en el patio de La Moneda y que debían estar ahí para escuchar la declaración, sin posibilidad de replicas ni lanzar preguntas al hijo de la presidenta que, según ya había trascendido, iba a renunciar tras el escándalo “Caval y Luksic”.

Dávalos comenzó a leer de modo apresurado y nervioso su declaración, la que se hacía interminable con la enumeración de “sus logros en la Dirección del Área Socio Cultural de La Moneda”. Área en la que estaba a cargo de 7 fundaciones de derecho privado, fundadas por las anteriores “primeras damas” y que han ido agregándose mandato tras mandato. Las mismas que cuentan con aportes estatales, una de ellas; Integra, la cual maneja un presupuesto anual de alrededor de 300 millones de dólares.

Atropellado y con cierta desidia, el hijo de la presidenta siguió leyendo casi sin detenerse a respirar como quien quiere acabar luego y que debe pedir perdón a un vecino por orden de su madre tras haber quebrado la ventana de la casa de al lado, en este caso, haber quebrado “la confianza” y haber colocado en entredicho la probidad del clan Bachelet.
Así, Dávalos llegó a la parte que la mayoría esperaba anunciando “su paso al costado” y “pidiendo perdón por este amargo momento”. No bien terminado de leer su declaración, Dávalos se dio media vuelta y se retiró, como quien escapa del bochorno.

Rápidamente comenzó a aparecer el coro de los timoneles de la Nueva Mayoría, quienes habían guardado un complejo silencio, aparecían instalando cuñas con conceptos como “Dignidad y Valentía”, en referencia a la renuncia que acababa de hacer el hijo de la presidenta a su cargo “ad honorem”. Así fue como desde el Partido Socialista (partido donde milita Dávalos) salieron a calificar la renuncia del renunciado director del Área Socio Cultural de La Moneda como “un acto de dignidad que engrandece”.

Al poco rato, fue el mismo José Antonio Gómez, Ministro de Justicia que oficia de vocero de La Moneda en reemplazo de Álvaro Elizalde, squien salió a referirse sobre la renuncia y precisar “la valiente acción”, convirtiéndose en el acto, en vocero de Dávalos ante las preguntas de los periodistas presentes. Gómez fue majadero en recalcar que aquí no ha habido ninguna ilicitud. No fueron pocos quienes repararon en lo poco conveniente que era que el Ministro de Justicia hablara de la “legalidad” del la operación que otorgó a los Dávalos – Compagnon la no despreciable suma de 2.500 millones de pesos.

Los reales motivos de la renuncia de Sebastián Dávalos

 

Sin embargo, Sebastián Dávalos no renunció debido a un problema de gestión del área que encabezaba en La Moneda, de hecho su función a cargo del Área Socio Cultural (ad honorem) fue manejada con bajo perfil y de modo tecnocrático, sin aspavientos y tratando de no hacer ruido.

Su renuncia, la que fue analizada en varias discusiones en Caburga, surge tras el flanco que se le abría al gobierno debido a que se cuestionaba “la probidad” del clan Bachelet, por lo que se abría una grieta en la “critica al lucro” (presente, por lo menos en lo discursivo, en gran parte de la NM), pues el negocio de Caval está basado en lo especulativo y con la finalidad del mero enriquecimiento con el esfuerzo e inversión mínimo, además quedaba en entredicho la capacidad en la toma de decisiones de Bachelet (el cargo dado a su hijo es de su absoluta confianza y discrecionalidad) y por último quedaba en evidencia la relación entre Luksic y el propio clan Bachelet, que si bien es conocida la cercanía de la mandataria con el magnate, las circunstancias y evidencias que dejó este caso deja al descubierto, o por lo menos la duda, sobre los intereses cruzados entre el gobierno y los proyectos del empresario y las garantías que existen para llevarlos a cabo.
Ante los hechos aparecidos en los medios tras el reportaje de la revista Que Pasa (“Un negocio Caval“) que hacía referencia a la demanda laboral interpuesta por Sergio Bustos (ver demanda) en donde quedaba en evidencia un lucrativo negocio llevado a cabo por la empresa Caval, de propiedad en 50% de la nuera de Bachelet (esposa de Dávalos) y la confirmación del propio Banco de Chile (en un comunicado) de que el 6 de noviembre del 2013, Natalia Compagnon fue recibida por el propio Luksic en el Banco y que en dicha reunión, a petición del propio Luksic, asistió Sebastián Dávalos, hijo de la futura y segura presidenta de Chile en su segundo periodo.

La evidencia demostraba que el crédito otorgado a Caval, a discrecionalidad de Luksic, se dio por que se trataba del hijo de Bachelet. Es más, 4 bancos previamente (Itaú, Scotiabank, Santander y BCI) habían rechazado el otorgar el crédito (de 6.500 millones de pesos) a Caval, esto a pesar del lucrativo negocio en la compra de terrenos en Machalí. Las razones eran: Poco capital (6 millones y activos en cerca de 140 millones, dónde se incluye los 4 autos lexus), tenían además un año y medio de existencia, a lo que se sumaba que eran PEP (Personas Expuestas Políticamente) esto por la relación directa de Natalia Compagnon con Bachelet.

Caval, como empresa, ya había tenido una reunión con el Banco de Chile, esta fue gestionada por Sergio Bustos, la que tuvo lugar en septiembre del 2013. En esa reunión, que se realizó en las oficinas centrales del Banco, estuvieron presentes José Manuel Carvallo (Sub gerente de grandes empresas del Banco), Juan Francisco Figueroa (Ejecutivo del Banco) y Víctorino Arrepol (gerente de Caval). En dicha reunión se analizó el negocio propuesto por Caval, el que a juicio del Banco era bueno, sin embargo debido a los antecedentes presentados por Caval no hacían posible otorgar la cantidad que solicitaban.

Fue en ese contexto que Sergio Bustos (encargado de esa gestión y que hoy demanda a Caval) insiste y consigue una reunión con el propio Andrónico Luksic (vice presidente y accionista mayoritario del Banco), según Bustos, la propia secretaria de Luksic le transmitió la respuesta de Luksic (favorable) y donde este “vería con buenos ojos la asistencia a la misma del señor Dávalos”. La reunión se concretó el día miércoles 6 de noviembre del 2013 a las 13:30 horas en el segundo piso de las oficinas centrales del Banco. En ella participaron Natalia Compagnon, Sebastián Dávalos, Eduardo Esperberger (gerente de grandes empresas e inmobiliaria del Banco) y el propio Andrónico Luksic. La reunión terminó con apretones de manos y sonrisas, en ella se anunció que se revisaría el crédito pero que habrían grandes posibilidades de que se otorgara y que se seguirían los “conductos regulares del Banco”.

El crédito (bullet) fue otorgado el lunes 16 de diciembre del 2013, (ver documento), al día siguiente del triunfo de Michelle Bachelet en la segunda vuelta presidencial, en un pago, con posibilidad de prorroga de una vez y con un interés del 5,33%.

Caval, con el crédito, compró los terrenos en Machalí al sindico Hermán Chadwick (quien respetó el compromiso de compra-venta) y fueron inscrito a nombre de Caval a la espera del cambio del Plan Regulador. Finalmente no se pudo realizar el cambio de uso de suelo debido a la oposición del concejo municipal de Rancagua (el Plan afectaba a 5 comunas) esto porque el concejo exigía inversiones viales y obras de mitigación (por parte del MOP) debido al impacto que dicho cambió generaría por la explosión demográfica. El Plan se retrasaba pero no impedía que en el futuro los terrenos subiría ampliamente su valor. Así, Caval vendió los terrenos a la empresa “Ruta 86” en 9.500 millones de pesos (dinero que fue conseguido por dicha empresa en el propio Banco de Chile). La empresa Ruta 86, de propiedad de la familia Silva, es ampliamente conocida por sus negocios inmobiliarios, terminales y rodovario en la sexta región y que además cuenta con parentesco con el ex Seremi de vivienda (en el pasado gobierno de Piñera), el arquitecto Jorge Silva.

En la zona, muchos apuntan a que Caval cumplió el rol de “palo blanco” en el negocio para cubrir a “Ruta 86” en el negocio y con ello evitar los cuestionamientos por sus cercanías con el Seremi de Vivienda y con las criticas por parte de otras empresas inmobiliaras que han desatado, desde hace ya 10 años, una verdadera guerra en la sexta región.

Luksic, el factor común

Bachele-730x350

Es sabido que Andrónico Luksic, cabeza de la familia y el hombre más rico de Chile (con una fortuna avaluada en 13 mil millones de dólares según la revista Forbes) es cercano a Michelle Bachelet y gran financista de las campañas de la Concertación (actual Nueva Mayoría). Su fortuna se consolidó precisamente durante los gobiernos de la concertación y este ha sabido retribuir “los favores” poniendo en importantes puestos (de sus empresas) a varios ex ministros/as y funcionarios de importancia una vez que salen del gobierno y vice versa , altos ejecutivos de sus empresas son llamados a ocupar importantes cargos en los gobiernos de la Concertación – Nueva Mayoría que asumen.

Fue por lo mismo que el Caso del “Nuera Gate” tomó gravedad política una vez que se supo (revelado por el propio Banco de Chile en un comunicado) la participación de Dávalos en la reunión del 6 de noviembre (2013) con Luksic, en plena recta final de la campaña de Michelle Bachelet. Y que el mismo fue otorgado al día siguiente de que Bachelet ganaba por segunda vez la banda presidencial.

Actualmente Luksic tiene varios proyectos en la polémica que han requerido el apoyo político necesario para ser viables.

Uno de estos es “Alto Maipo”, el que ha contado con el apoyo público de los Ministros de Hacienda, Alberto Arenas, el de Energía, Máximo Pacheco Matte. ambos ex empleados y cercanos a Luksic (el primero estuvo en el directorio de Canal 13 y el segundo amigo personal de Luksic), a estos se suman Aurora Williams, actual Ministra de Minería (ex Gerenta de la ATI, controlada por el grupo Luksic) y la propia Bachelet. Apoyo dentro del oficialismo que también encontró una voz de apoyo con el propio presidente del PS, Osvaldo Andrade, quien siendo Diputado por la zona (en donde se realizará el proyecto) señaló a los medios que “los vecinos de la zona están a favor del proyecto”. El Proyecto ha contado con una fuerte resistencia ciudadana (No Alto Maipo) debido a la serie de impactos ambientales que el mismo implica, y que incluso contó con la resistencia de Aguas Andinas que luego, tras un acuerdo secreto, terminó apoyando. El mismo es de vital importancia para la continuidad de las operaciones mineras de Antofagasta Minerals de propiedad del magnate.

Caimanes: El conflicto que mantiene la localidad de Caimanes (comuna de Los Vilos, IV región) está en su clímax, esto luego de 15 años de conflictos con Minera Los Pelambres, la que producto de su operación de relave, dejó sin agua a la comunidad. Es en este contexto que la Corte Suprema, el pasado 22 de octubre, falló a favor de la comunidad de Caimanes exigiendo a la Minera (de Luksic) que restituya el cauce natural de las aguas del Estero El Pupío producto de la mala implementación (la minera pasó a llevar varias condiciones y regulaciones ambientales en sus operaciones). Este fallo implica en la práctica el cese de funciones de la Minera. Sin embargo Luksic, que tenía un plazo para presentar un proyecto que diese cumplimiento al fallo, no lo ha acatado. Fue así que la comunidad se tomó el ingreso a la mina para exigir que Luksic acatara lo sancionado por la Corte Suprema, montando allí un campamento, Tras más de 70 días en el lugar, la minera pidió la intervención de la “fuerza pública” para restituír el funcionamiento. En un hecho irregular, el propio Ministerio del Interior instruyó el desalojo, cuestión que se coordinó con la gobernación de la zona, pero no se refirió ni obligó a Luksic a cumplir el fallo de la Suprema. ¿Resultado? La comunidad fue desalojada con un inusitado contingente policial trasladado a la zona y actualmente las faenas mineras se encuentran custodiadas por carabineros de Chile.

La ATI, sin sanción: Durante esta semana, la Superintendencia del Medio Ambiente decidió no sancionar a la empresa portuaria Antofagasta internacional (ATI) de propiedad de Luksic, misma en donde la actual ministra de minería fue gerenta. Sorpresa causó el fallo incluso para los parlamentarios de la zona que esperaban “un cierre temporal”. El Presidente del Movimiento ciudadano “Este polvo te mata”, Ricardo Díaz, señaló que “esto permite la impunidad a Luksic y demuestra la nula voluntad política que hay para sancionar a una empresa que está contaminando con material tóxico a la ciudad”, versión que es respaldada por el propio presidente del Colegio Médico de Antofagasta, Aliro Bolados, quien expresó a los medios que “desde los organismos medioambientales no existe la voluntad política de solucionar el problema, comprobado por estudios médicos realizados en el sector”.

Planta CCU: El proyecto de la Planta de CCU que Luksic quería instalar en Paine, contaba con el apoyo en la gestión del ex gerente de la Dirección General de Aguas (del pasado gobierno de Bachelet), Rodrigo Weisner, mismo que había decretado durante su mandato en el organismo, “que el acuífero ya no soportaba nuevas extracciones”.
El negocio ya estaba listo y contaba con el apoyo de la propia municipalidad, encabezada por su alcalde Diego Vergara. Fue la propia comunidad la que se dio cuenta que solo se había presentado una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y no un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) siendo presentadas varias observaciones el último día de plazo. Fue allí en donde la municipalidad cambió su postura poniendo reparos al proyecto. El proyecto se encuentra “parado” por parte de la empresa debido a la oposición ciudadana que enfrentó ya que había mentido en datos del impacto que el mismo proyecto (que sería la planta mas grande de Latinoamérica) tendría.

El crédito en la imagen de Bachelet y el gobierno que se resiente

Son estas relaciones las que el Caso Dávalos puso en la mesa y que despertaron las criticas. El juicio público a Sebastián Dávalos no residía en su puesto en La Moneda (que tenía mediana importancia) sino en su calidad de hijo y que dicha posición le permitera (y permite) acceso y poder, negado al común de los mortales, permitiéndole potenciar sus negocios familiares, tal como ocurrió ya en su pasó por la Direcom, periodo en donde armó su empresa de consultorías (en conjunto con Compagnon y el profesor taiwanés de la U del Desarrollo , Yun- Tso Lee) a empresas chinas ocupando los contactos y conocimiento que le permitía tener en su rol como integrante del Departamento Asia del organismo, en donde participó por ejemplo, en el tratado de Libre Comercio con Japón.

Por último, Luksic queda como la sombra del poder (económico – político) en la Nueva Mayoría, ligado muy cercanamente a Bachelet. Este capitulo tendrá severos costos en la imagen de la mandataria y se viene a sumar a la critica generalizada a la clase política que abrió el Caso Penta, que no ha visto como “un empate” (como desde los partidos tienden a bajar como el discurso oficial) sino que se suma al descredito de la política tradicional que responde, ante la evidencia, a los intereses de las grandes empresas del país.