Home » Noticias » Reportaje de CIPER revela presiones al SII de ministros Peñailillo y Arenas para retrasar y bloquear querellas contra políticos

Reportaje de CIPER revela presiones al SII de ministros Peñailillo y Arenas para retrasar y bloquear querellas contra políticos

En medio de la expectación por el cambio de gabinete -que se había anunciado para hoy y que se retrasó para mañana- el portal Ciper Chile publicó esta tarde un reportaje en que el revela lo que hasta ahora era solo un rumor: Las presiones que ha tenido el Servicio de Impuestos Internos (SII) para retrasar y bloquear las investigaciones y querellas del organismo en contra de destacados políticos. Presiones que tuvieron efectos y que incidieron en decisiones del organismo en medio del escandalo del caso Penta y SQM.

En el reportaje, firmado por la periodista Mónica González -Directora de Ciper- y el periodista Pedro Ramírez, se da cuenta de una serie de acciones ejecutadas desde la propia Moneda para bloquear la investigación a operadores políticos y en el peor de los casos, frenarlas o retrasarlas. Estas gestiones fueron realizadas por el propio -hasta ahora- Ministro del Interior Rodrigo Peñailillo y luego de que este tuviera un fuerte altercado con Michelle Jorrat -con improperios de por medios, según relata el reportaje- las acciones se continuaron desde el Ministerio de Hacienda encabezado por Alberto Arenas. Estas últimas gestiones estuvieron a cargo de Andrea Palma, jefa de gabinete de Arenas en reuniones en las que estaba presente el abogado Samuel Donoso -ex operador del PPD-  y que oficia ahora como abogado de Patricio Contesse, ex gerente de SQM.

Revisa el reportaje completo de Ciper Chile

Estas acciones generaron un profundo quiebre al interior del SII luego que desde la Dirección del organismo se visara una rectificación beneficiando a Jovino Novoa – reconocido militante UDI involucrado en el caso Penta- permitiendo la condonación del 55% de sus “impuestos comprometidos”, es decir, aquellos que estaban bajo investigación por sospecha de fraude tributario.

Este hecho no fue el único, sino más bien el indicio de que había un criterio que obedecía a presiones externas al organismo.

Cuando el organismo se disponía a realizar la querella en contra Giorgio Martelli -operador político de la Concertación y recaudador de campaña de Frei y Bachelet- este fue pospuesto por orden del propio Director del SII, mismo que había señalado a los medios que se inhabilitaría de las acciones que involucraran a empresas en las que él prestó servicios (lo hizo para la empresa de Martelli). Esto generó una profunda discusión con el Sub director Jurídico del SII, Cristián Vargas, quien fue impedido por Jorrat generando un nuevo retraso. La idea de Vargas era demostrar que el SII no recibía presiones y no quedar, nuevamente, a la cola de la Fiscalía como ha venido ocurriendo, sin embargo esto no ocurrió. Ante esto, según el reportaje, “Vargas pidió formalmente a Jorrat que, si su decisión era postergar la ampliación de la querella, le revocara la delegación de la facultad de iniciar acciones legales. De esta forma, quedaría exclusivamente en manos del director la responsabilidad por su determinación. Ese mismo día, a sólo media hora de que se cumpliera el plazo de las 14:00 para ingresar la ampliación de la querella, Jorrat le comunicó a Vargas que aceptaba revocar la delegación. Y no presentó el escrito al tribunal. En cambio se citó a Martelli al SII -con lo que se lograba retrasar hasta la próxima semana las acciones del SII-  esto a pesar de que los informes que entregó Martelli al SII tienen fechas que son posteriores a la fecha de emisión de boletas a SQM Salar.

Estas acciones son parte de una clara acción por obstaculizar la autonomía del organismo y estarían fundamentadas (jurídicamente) en una tesis que intentan instalar varios operadores políticos y personajes involucrados en los casos investigados. Esta es la “Doctrina Escobar”, que hace alusión directamente a Ricardo Escobar, ex Director del SII durante el pasado gobierno de Michelle Bachelet, que se resume en lo siguiente: “todo lo que no está expresamente prohibido en la ley respecto del financiamiento de campañas y actividades políticas, estaría permitido“.

Así, el organismo retrasó también las acciones en contra de los hijos del Senador Pizarro en momentos en que se producía las elecciones dentro de la DC que terminó con el propio Jorge Pizarro alcanzado la presidencia del partido.

Estas gestiones encabezadas por Peñailillo y Arenas, se hicieron a días de que se generara el denominado “Acuerdo Político” que firmaron 7 partidos políticos (UDI, RN, DC, PS, PRSD, PPD Y PC) y que gestionó el propio Peñailillo.

El quiebre dentro del SII es profundo y lesiona gravemente la autonomía del organismo, dejando en la incertidumbre su política y prestigio con “ordenes y contra ordenes” resumidas en minutas hechas circular al interior de la institución y que han retrasado acciones y generado desconfianza en la ciudadanía que hasta hoy veía como inexplicablemente el SII obstaculizaba la labor de fiscalía en la arista política del caso FUT (Penta y SQM).

Hasta ahora no se han generado acciones contra Celulosa Arauco (del grupo Angelinni), Alsacia (Operadora del Transantiago, ligada a altos personeros del PS) y Telefónica, las cuales están en el ojo del organismo con miles de boletas que habrían ido a parar a campañas políticas.