Home » Noticias » Roberto Angelini, cabeza de Corpesca y Celulosa Arauco se lamenta: “Es duro ser empresario, es un rol muy castigado”

Roberto Angelini, cabeza de Corpesca y Celulosa Arauco se lamenta: “Es duro ser empresario, es un rol muy castigado”

Luego de haber recibido el premio al Empresario del Año 2016 del Diario Financiero, Roberto Angelini, líder del Grupo Angelini, fue entrevistado por el mismo medio en extenso para profundizar en su visión de los negocios, escenario actual y proyecciones sobre la economía del país.

Fue en este contexto, y como parte de la entrevista, que se le realizó la pregunta de “cómo es ser empresario hoy”, A lo que Angelini respondió: “Le puedo contestar de dos formas. Primero, confesando que hoy es duro ser empresario. Es cuestión de ver la televisión y leer los diarios. Es un rol que está muy castigado y vilipendiado“.

Cabe recordar que hace unos meses atrás, la cabeza del grupo empresarial más grande del país, Andrónico Luksic, emitió un video que buscaba limpiar su imagen, ante una serie de críticas a nivel mediático y malestar social con el mundo empresarial. En el mismo registro, al igual que Angelini, Luksic apuntó a lo complejo que es ser hoy empresario con la criticas que hay a ciertas prácticas empresariales.

Revisa: VIDEO: Andrónico Luksic se lamenta: “Soy un ser humano igual que todos y si he cometido errores pido disculpas”

Consultado Angelini sobre si hace un mea culpa sobre la imagen empresarial que existe hoy, este señala: “Evidentemente, siempre vamos a encontrar errores porque somos seres humanos, lo importante es poder corregirlos y en eso estamos siempre trabajando“.

El poderoso e influyente grupo Angelini

El grupo Angelini inició sus negocios en Chile a fines de los 50 en la industria pesquera en el norte del país. Fue en Arica, donde el inmigrante Anacleto Angelini, comenzó a cimentar el imperio empresarial que configuró el Grupo Angelini. Hoy se yergue como uno de los grupos económicos con mayor fortuna en el país, con empresas en la industria forestal (Celulosa Arauco), Pesquera (Corpesca), energética (Guacolda), de combustibles (COPEC) y minera (Mina Invierno, en Isla Riesco).

Revisa: Corte Suprema ratificó fallo en favor de niños mapuche desalojados por carabineros y forestales de Angelini y Matte en Ercilla

Revisa: Comisión de Evaluación Ambiental aprobó Tronaduras en Isla Riesco en favor de empresa del Grupo Angelini y Von Appen

Así como tiene una amplia gama de negocios, el grupo también ha sido ampliamente cuestionado por sus prácticas y actualmente está siendo investigado por su relación con aportes a campañas políticas para beneficiar legislación acorde a sus negocios, como es el caso actual de Corpesca.

Fue en octubre de este año que la empresa Corpesca, de propiedad del grupo, fue formalizada por sobornos reiterados a políticos mientras se tramitaba la polémica Ley de Pesca.

Revisa: El artículo ingresado por Orpis y Rossi en la “Ley de Pesca” que le ahorró casi cinco mil millones a Corpesca

Revisa: Formalizan a Corpesca como persona jurídica por sobornos reiterados durante tramitación de la Ley de Pesca

Así mismo, en noviembre de este año se inició una nueva investigación en contra del ex ministro Pablo Longueira, y ex- subsecretario de pesca, Pablo Galilea, por el otorgamiento de cuotas de pesca a embarcaciones que no existían, y cuyos permisos fueron traspasados a una empresa del Grupo Angelini.

Revisa: Abren nueva investigación contra Longueira y Galilea por otorgar permisos a barcos inexistentes del grupo Angelini

Una de las industrias del Grupo también ha sido una de las más beneficiadas con un subsidio impuesto en la Dictadura, se trata del Decreto Forestal 701, promulgado en 1974, el cual fue fundamentalmente creado para el Grupo Matte, un hábil colaborador de la Dictadura y sus crímenes contra la Humanidad.

En la entrevista, Roberto Angelini se refiere a los obstáculos que hay actualmente en Chile para llevar a cabo algunos de los proyectos del Grupo, principalmente vinculados a la energía. Esto debido a que hoy día hay mayor resistencia de parte de las comunidades para la instalación de mega proyectos en sus territorios, y un mayor conocimiento respecto a sus derechos. Cuestión que ha impedido que la industria, principalmente la extractivista, crezca al ver inviables sus inversiones.

Ante esta situación, Angelini señala que las tasas de crecimiento que se proyectan son bajas “y eso es algo muy importante que tenemos que analizar para definir dónde más podemos crecer, porque desgraciadamente si las empresas no crecen se estancan. En el caso de este grupo estamos creciendo en lo nuestro, en lo forestal y en energía, que son nuestros rubros y si en estas áreas se ve que no hay posibilidades de desarrollarse o una judicialización, tenemos que buscar afuera“, señala.

Pues en Septiembre de este año comunidades mapuche de Mariquina pusieron una reclamación en el Tribunal Ambiental de Valdivia para que se realice la consulta indígena para el proyecto de Pulpa Textil de Celulosa Arauco.

Revisa: Comisión de Evaluación Ambiental aprobó Tronaduras en Isla Riesco en favor de empresa del Grupo Angelini y Von Appen