Home » Educación » Se realizó en Santiago el Pre-congreso por la Educación para los Pueblos

Se realizó en Santiago el Pre-congreso por la Educación para los Pueblos

10404245_670928382975351_452690362965642857_n

Rumbo al Congreso Nacional que busca una alternativa desde el movimiento por la educación a la reforma propuesta del gobierno

 

Durante ayer sábado 27 y hoy 28 de septiembre se realizó en Santiago el Pre-congreso Metropolitano por la Educación para los Pueblos, en miras del Congreso Nacional que se realizará este 18 y 19 de octubre, y en donde se elaborara un modelo y una propuesta educacional que desde las bases y desde la participación, se plantee como una alternativa a la “reforma” educacional que quiere ser impuesta desde el gobierno y el parlamento.

Por ello, y discutiendo temáticas tales como la educación superior, básica y secundaria, evaluación, financiamiento, educación intercultural, popular y no sexista, se elaboraron propuestas e ideas para acabar con este modelo mercantil de educación y generar una educación ya no pensada desde las clases dominantes, sino de los sectores populares y los actores del proceso educativo. Tanto trabajadores de la educación, profesores, estudiantes, apoderados estuvieron presentes y discutieron de igual a igual en las distintas mesas y en el plenario.

Cabe mencionar que esta instancia, que como fue mencionado, conduce a la realización del Congreso Nacional, encontrará sus instancias en los próximos días también en Valparaíso, Concepción y La Serena, además de una serie de pre-congresos locales en distintos establecimientos educacionales, agrupaciones y organizaciones. La discusión que se recojan en todas estas instancias serán debatidas y discutidas este 18 y 19 de octubre en la Universidad de Santiago.

Por una educación pensada desde las bases

 

Los propósitos de este Congreso son profundamente interesantes , en especial porque se plantea pensar, diseñar y llevar a cabo un cambio educativo desde el movimiento por la educación (en toda su amplitud y con todos los actores en el proceso educativo), y no desde los sectores dominantes. Algo que estuvo en gran parte ausente en las distintas exposiciones y mesas fue el peticionismo al gobierno y al estado por una mejor educación. En vez de ello, se llamó constantemente a la presión como forma de lucha y a la creación de instancias no mediadas por el poder establecido.

Novedoso especialmente dado que desde sus inicios, hace alrededor de 180 años atrás, la educación publica ha sido propuesta e impuesta desde los sectores dominantes, y a buscado desde ahí imponer ideas, normas y conductas. Lo que se busca en este congreso es acabar con aquello, y que la educación por lo mismo no sea pensada desde las cúpulas políticas o sociales, sino desde los sectores populares, bajo sus propios intereses y su propio discurso. Se trata de idear una educación que sea útil a quienes la reciben, y no a los intereses de unos pocos.

Es así que se han propuesto temas tales como que la normativa laborales deben ser pensadas desde los distintos trabajadores de la educación, y no desde la clase política, educación pública y gratuita en todos sus niveles, condonación de la toda la deuda educativa, sin indemnización de los bancos, abandonar el SIMCE y otras evaluaciones estandarizadas, entre muchos otros temas relevantes.

Un necesario plan de movilización

 

Unos de los puntos que quedaron claros en esta instancia es que las demandas deben ser logradas mediante la movilización, esto también en miras de que las demandas deben lograrse a través de la lucha, y no desde el mero peticionismo y asistencialismo. Y frente a una supuesta reforma que se plantea desde las clases dirigentes, los distintos sectores presentes están de acuerdo en seguir movilizados, por lo que se ha convocado a una marcha el día 9 de octubre, y junto con ello, desde las resoluciones del Pre-congreso se llama a iniciar un plan de movilización ascendente de modo de lograr imponer las demandas y propuestas que desde el Congreso por la Educación para los Pueblos se realicen, y oponerse con todas las fuerzas ante el intento de la agenda de una reforma propuesta unilateralmente (y totalmente cosmética) por el gobierno. Además de todo aquello, se invitó a todos los sectores y actores involucrados en el proceso educacional a participar del Congreso Nacional a realizarse en los días antes señalados en la Universidad de Santiago.