Home » Educación » Secundarios se movilizaron en contra del SIMCE y fueron reprimidos por carabineros
Fotografía: Ramón Monroy/AtonChile

Secundarios se movilizaron en contra del SIMCE y fueron reprimidos por carabineros

Durante la mañana del 27 de octubre, en el marco de la realización del SIMCE de Segundo Medio 2015 que se realiza este martes y miércoles, estudiantes de distintos establecimientos educacionales realizaron acciones para interrumpir el normal funcionamiento de una prueba que consideran como un bastión esencial de la mercantilización y competencia que tiene el sistema educacional chileno, en donde se le exige a jóvenes y niños una prueba profundamente exigente, y donde se le presiona a rendir para que el establecimiento tenga buenos resultados.

De este modo, estudiantes tanto en Santiago -convocados por la ACES- , en Temuco y Concepción -convocados por el Cordón Secundario Rodrigo Cisternas– se movilizaron, realizando marchas y Tomándose los establecimientos para así, impedir que se rinda el examen.

Por lo mismo, diversos establecimientos amanecieron Tomados durante la madrugada de este martes. Así fueron los casos del Liceo de Aplicación de Santiago, y los Liceo Enrique Molina el el Colegio Brasil de Concepción, y en los cuales, por lo mismo, no se pudo rendir el SIMCE de Segundos Medios. En otros casos, como los Liceo 7 y Tajamar de Providencia, en el Colegio Tantauco de El Bosque, se realizaron manifestaciones y los estudiantes se negaron a rendir el examen, impidiendo con ello su realización.

no mas simce - secundarios

Además de todo aquello, se realizaron marchas en contra del SIMCE en el centro de Santiago y en Temuco, donde carabineros reprimió fuertemente a los estudiantes, tomando detenidos, y utilizando carros lanza agua, además de un trato violento durante las detenciones por parte de las fuerzas policiales. Uno de los puntos más críticos fue a las afueras del Ministerio de Educación, en el centro de Santiago, donde los estudiantes se encontraban protestando en contra del SIMCE y las políticas mercantiles de la educación, cuando llegaron las Fuerzas Especiales de Carabineros y actuaron violentamente en contra de los estudiantes que se encontraban ahí. En Santiago varios/as estudiantes resultaron detenidos/as, quienes fueron trasladados hasta la 48°  Comisaria.


¿Por qué contra el SIMCE?

Con el SIMCE de 2° Medio, que se realiza este 27 y 28 de octubre, se finaliza el proceso de evaluación de este año 2015, en donde se realizaron además las pruebas de 2° Básico, 4°Básico, 6° Básico y 8° Básico. Sin embargo durante este año, y en parte de un proceso más largo y sostenido, ha existido una mayor resistencia tanto de apoderados como de estudiantes respecto a dicha evaluación, la cual es vista como un sistema de adiestramiento, competición, estigmatización tanto de profesores, estudiantes y establecimientos educacionales. Lo que en definitiva termina siendo además uno de los principales bastiones de la mercantilización de la educación, en cuanto tiene como una de sus funciones principales el discriminar entre buenos y malos colegios, escuelas y liceos, buenos y malos profesores, y buenos y malos estudiantes. Si bien lo que se supone que mide el examen y busca cuantificar es la “calidad” de la educación, dicha definición de “calidad” jamás ha sido definida seriamente por las autoridades, y en vez de aquello, mide solamente conocimientos, a los que los estudiantes se tienen que enfrentar a un fuerte adiestramiento por parte de las instituciones para que obtengan un puntaje satisfactorio.

El SIMCE mercantiliza la educación puesto que le otorga al establecimiento un puntaje, un suspuesto referente de calidad de la educación que se está dando ahí, y que por lo mismo se puede vender y transar en un mercado en donde los padres eligen los colegios o escuelas que mejor puntaje tengan en dicha prueba.

Es a esto, que diversas organizaciones se han opuesto y han llamado a acabar con la prueba, y al legítimo derecho del padre y estudiantes a que los niños y jóvenes no la rindan. Entre ellas, se destaca la organización “Alto al SIMCE” que ya hace más de dos años llevan una campaña para oponerse a la evaluación, denunciando la lógica de competitividad de mercado que subyace en ella, y deja de lado las aptitudes, capacidades y aprendizajes de los niños y niñas que participan del sistema educativo chileno. Es así que el año 2014 lanzaron la campaña de “Lo esencial es invisible al SIMCE”, destacando que los elementos fundamentales del proceso educativo no son medidos por esta herramienta, y que por el contrario, simplemente se mantiene y se sostiene como “un sistema de medición que está basado en la competencia” y que se trata de “uno de los problemas de fondo de la educación y que afecta, principalmente, a los sectores más pobres de la población”. Por lo mismo, han llamado a rebelarse contra dicho examen, y evitar dar un problema que lejos de resolver el problema de la inequidad en la educación, la genera.

Revisa nota previa: ¿Qué mide el SIMCE? Expertos señalan que no ayuda al aprendizaje, discrimina y solo fortalece la lógica de mercado