Home » Noticias » Sin querella del SII no existe delito por boletas ideológicamente falsas

Sin querella del SII no existe delito por boletas ideológicamente falsas

Marco Enríquez – Ominámi, Pablo Longueira, Carlos Bombal, Jorge Pizarro y Fulvio Rossi, entre otros, están con un a sonrisa de oreja a oreja.

El 19 de mayo de este año,  la corte de Apelaciones de Santiago rechazó el desafuero del Diputado Felipe de Mussy Hiriart el cual e fue formalizado -ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago- el pasado 22 de junio de 2015 por delitos tributarios. Según la fiscalía, el legislador facilitó a empresas Penta dos boletas ideológicamente falsas, por un total de $8.000.000.

Según detalló en esa oportunidad, 19 de mayo, el presidente del tribunal de alzada,  Miguel Vázquez Plaza, de los veintiocho ministros presentes en la audiencia, veinticuatro estimaron que los hechos imputados al parlamentario no están contenidos en la denuncia efectuada por el Servicio de Impuestos Internos en el año 2014, y cuatro de los magistrados consideraron que las acusaciones si estaban comprendidas en la imputación, existiendo opiniones en cuanto al mérito de las mismas y respecto del análisis del fondo.

El fallo señala: “en el caso de las boletas ideológicamente falsas que habrían sido facilitadas por el Diputado De Mussy -las números 17 y 18, emitidas por el contribuyente José Tomás Garcés Larenas, registradas y contabilizadas por Penta S.A.- el Servicio de Impuestos Internos no ejerció la acción penal que habilite poner en movimiento al órgano jurisdiccional, faltando, entonces, un requisito de procedibilidad, lo que impide la existencia de un proceso criminal en contra del imputado y conduce al rechazo del desafuero solicitado“.

 

Cabe mencionar que varios políticos están imputados por delitos tributarios, boletas ideológicamente falsas por los casos SQM y Penta, sin que el Servicio de Impuestos Internos, SII, interpusiera alguna querella en contra de estos, es por lo mismo que este fallo -en cuanto al precedente que genera- permitiría a las defensas de varios políticos hoy imputados, pedir el sobreseimiento de las causas y el cierre de la investigación, entre ellos Marco Enríquez – Ominámi, Pablo Longueira, Carlos Bombal, Jorge Pizarro y Fulvio Rossi.