Home » Opinión » Sobre el enfrentamiento entre el PC/JJCC y el bloque anti-autoritario en marcha del 1º de mayo en Chile

Sobre el enfrentamiento entre el PC/JJCC y el bloque anti-autoritario en marcha del 1º de mayo en Chile

Enfrentamiento Bloque anti-autoritario y PC/JJCC. Fotografía de @DifusionFotografica

Enfrentamiento Bloque anti-autoritario y PC/JJCC. Fotografía de @DifusionFotografica

Entre los Coligües y la reflexión 

 

Texto por @TierraRevuelta

 

Como cada año, asistí a la manifestación en memoria de los mártires de Chicago que fueron asesinados, otros encarcelados, por defender a las clases oprimidas y explotadas en el contexto del movimiento por la jornada de las ocho horas. La marcha se había realizado con total calma, diferentes agrupaciones de izquierda reformista y menos reformista, revolucionaria y menos revolucionaria, se juntaron a pesar del frío y la lluvia en la Alameda. En lo personal no marcho con ningún grupo, como amigo de la escritura me gusta caminar de un lado a otro, leyendo lienzos, recogiendo panfletos y saludando a la gente, pero para ser sincero, mis simpatías están hacia el bloque anarquista, porque, entre otras razones, sigo convencido de que el comunismo se construye desde la horizontalidad, la autogestión y el apoyo mutuo, y no desde los parlamentos burgueses, la jerarquía y el Estado.

Cuando las últimas columnas de la marcha llegaban al sector cercano al escenario, un bloque de unos 300 militantes y cercanos al Partido Comunista y las JJCC interrumpieron el paso de la columna anti-autoritaria. Como muchas otras veces, desde el sector identificado con las ideas de los mártires de Chicago, gritaron “los pacos de rojo son los peligrosos”, y estos, la emprendieron con grandes coligües (palos) de dos metros contra la columna anarquista. Como era de esperar, los anarquistas no respondieron con la otra mejilla –la tradición tolstoiana en Chile nunca ha sido muy numerosa-, entonces se desató una pelea de multitudes donde se unieron, unos separando, otros golpeando, más personas de diferentes tendencias políticas. Observé los hechos con sorpresa y tristeza, aunque como dije antes, mis simpatías están en el bloque anarquista, no me parece algo “hermoso” ver enfrentarse entre si a personas que, aunque con matices, corresponden todos a la misma clase social.

En el contexto del movimiento por las ocho horas, anarquistas y socialdemócratas, aunque con diferencias, luchaban en la misma trinchera contra el Poder. Aunque el Estado y el Capital buscó entre los anarquistas los culpables para criminalizar las ideas ácratas, fueron diversas fuerzas de la clase obrera quienes participaron en aquel movimiento que recordamos ayer primero de mayo, como todos los años, marchando por el comunismo y la libertad.

Para un comunista consciente el partido es una herramienta de la clase y no la clase una herramienta del partido. Para un comunista de cualquier tendencia, lo más importante es el bienestar del conjunto de las clases oprimidas y explotadas y no los intereses corporativos.

La autocrítica es, hoy más que nunca, necesaria para todos quienes nos posicionamos de un lado o de otro, sin ésta, el estancamiento nos conduciría a un pozo profundo lleno de lodo estéril. Los y las anarquistas luchamos por un mundo nuevo en libertad e igualdad, dicho mundo se destruye y construye cada día.

Tengo la confianza de que las personas de ambos ‘bandos’ reflexionarán al respecto y fortalecerán sus posiciones pensando en el bien de las clases oprimidas, dejando a un lado el orgullo y transformando la rabia en organización, apoyo mutuo, amor y autogestión.

Extraído de Noticias y Anarquía