Home » Noticias » Solo $ 500 pesos ofrecieron a trabajadores los Colegios de Los Legionarios de Cristo: La caridad de la élite chilena
colegio-cumbres-legionarios-de-cristo-portada

Solo $ 500 pesos ofrecieron a trabajadores los Colegios de Los Legionarios de Cristo: La caridad de la élite chilena

Los colegios ligados a la Congregación de “Los Legionarios de Cristo” se caracterizan por su marcada línea conservadora, católica y educación de élite en sectores acomodados. Su poder económico les ha permitido tener, en un breve lapso de tiempo- gran influencia en El Vaticano y en los países en donde tienen presencia como Congregación, particularmente por su peculiar característica tanto en España como en Latinoamérica, de ligarse con las élite social de los países en donde tienen sede.

En el mundo, además la Congregación se hizo tristemente famosa debido a los varios y reiterados casos de abuso sexual perpetrados por su líder espiritual y fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, quien además obtuvo la protección de la propia Santa Sede y también de líderes políticos ligados a la orden en los diversos países en donde la congregación tenía sedes vinculadas a la clase alta.

Pero es a través de la Fundación de caridad “Mano Amiga”  que la organización mantiene la relación -y control- de varios establecimientos educacionales, en Chile la Fundación controla los colegios: Cumbres en Las Condes, Everest en La Dehesa, Highlands en Colina y el Instituto Zambrano en Santiago Centro. En Buin además dirige el colegio San Isidro, asimismo el colegio Los Maitenes en Melipilla y en Rancagua el colegio La Cruz, además de la universidad Finis Terrae en Santiago.misma fundación que hoy mantiene conflictos laborales con trabajadores de dichos colegios.

En un artículo publicado hoy por El Mostrador, Waldo Delgado, presidente del sindicato de la Fundación Mano Amiga -que se formó el 2014-  da cuenta del trato laboral y, tras iniciada señala última negociación colectiva –iniciada el 16 de agosto– evidenció el “marcado el estilo” anti sindical y de desprecio a los trabajadores/as por parte de la Fundación que pregona un discurso de “caridad cristiana”.

En entrevista en el mismo medio, Delgado relata: “Nosotros pedíamos 2.500 pesos para almuerzo y 1.500 para movilización. La demanda también incluía un aumento de sueldo del 10% –el promedio de remuneraciones es de 450 mil pesos–, aguinaldo para las fiestas y cajas con mercancías. Pero lo obtenido fue solo $500 pesos para colación, $400 pesos para movilización, un aumento del 0,7% del sueldo, sin aguinaldos y “una caja de mercancías al año y sin valorizar, que es sacada de las donaciones para gente en situación vulnerable“, relata.

La molestia por parte del sindicato, según relata Delgado, se debe tanto a la contradicción de discursos y por las claras ganancias de los establecimientos -algunos de ellos cobran en UF y son de lo más caros de Chile- como constatar el hecho de que el Rector espiritual del Colegio Cumbres, el sacerdote John O’ Reilly que fuera condenado por abusos sexuales a menores, sentenciado a 4 años de Libertad vigilada, la cual cumple en una mansión de la propia fundación con todos los lujos posibles, mientras a ellos solo les dan evasivas.

Tras la negativa del Sindicato a la “propuesta” por parte de la Fundación, estos -el sindicato- recibió solo una carta en donde se les señalaba, a modo de escusa, sobre la mala “situación del mercado y del país”, con proyecciones del IPC y posibles coletazos de la “Reforma Educacional”, junto con señalar que uno de los colegios de la fundación había entrado al “sistema de gratuidad”. La carta estaba firmada por Pierre Santander, Verónica Gallegos y Bernardita Salazar en representación de la Fundación y donde además agregaban que actualmente se encuentran en una “incertidumbre respecto de los ingresos futuros del colegio”.

Prácticas Anti sindicales poco cristianas

A esto se suma una serie de prácticas anti sindicales y que han terminado en tribunales. La última tuvo un nuevo capítulo el pasado 13 de septiembre, cuando en un fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia del Primer Juzgado de Letras del Trabajo impugnada por la defensa del Colegio Cumbres, que condenó al establecimiento tras una demanda de tutela laboral presentada por funcionario desvinculado del establecimiento por participar en el sindicato. De este modo la el Tribunal condenó al establecimiento por vulnerar los derechos fundamentales de Alejandro Palma Mancilla, quien fuera despedido por participar en un sindicato recién creado.

En el fallo el Tribunal señala: “Que se acoge la denuncia de por vulneración de derechos fundamentales interpuesta por don Alejandro Palma Mancilla, en contra de la Sociedad Educacional Cumbres S.A.; y, en consecuencia, se declara que la demandada ha incurrido en la vulneración de la garantía de no discriminación, por sindicación, con ocasión del despido del actor y que se denuncia en autos.”

Revisa el fallo: