Home » Comunitario » Sopa de piedra: proyecto de intervención y transformación

Sopa de piedra: proyecto de intervención y transformación

Varias actividades en diferentes poblaciones de Santiago; obras de teatro, pasacalles, carnavales, talleres. Siempre acompañados de una olla común al final de sus presentaciones como símbolo de comunidad y de compartir experiencias tras el espectáculo que presentan.

En una visita a Radio Villa Francia los compañeros del colectivo Sopa de Piedra nos compartieron significado su trabajo y lo que representa el intercambio con los habitantes. Hermoso proyecto de intervención y transformación social desde dentro de la comunidad. El movimiento Sopa de Piedra, busca la acción creativa y mostrar diferentes realidades a través del teatro callejero.

Nace en el contexto aniversario revista Bambalina, como obras de teatro, con lenguaje de teatro callejero” y levanta “la importancia de las lucha a través de las ollas comunes, está forma de lucha que uno es ajeno, pero que empieza conocer, también porque la comida junta a la gente, la relaciona, une a las personas” Nos manifiesta, Tamara Zapata, vocera del movimiento.

El nombre “Sopa de Piedra” nace de una vieja cuento latinoamericano y cuenta la historia de un soldado, quién llega a un pueblo en busca de comida, pero preguntando puerta a puerta, la mayoría de los habitantes, le dicen que no tienen nada que ofrecerle, cansado de preguntar, le dice a los ciudadanos, si ellos han probado la sopa de piedra, una exquisita delicia.

Asombrados, los ciudadanos se acercan a ver cómo él la cocina, en la preparación cada vez comienzan a llegar nuevas personas, luego tras el interés uno le pregunta cómo está quedando, el soldado le dice, está buena pero le falta un poco de tomate, luego otro le dice y entonces? Si, bien, pero le falta un poco de sal, y así poco a poco cada persona fue aportando de lo poco que tenían. La moraleja; sólos no tenían nada que comer, pero juntos podrían lograr un sorprendente plato común y una excelente cena para toda la comunidad.

El colectivo sopa de piedra está conformado 38 por jóvenes quienes trabajan, pero de manera paralela se han comprometido con este proyecto, que se autogestiona y se levanta sólo de voluntad y trabajo voluntario de todos sus integrantes. La idea es lograr una transformación social y muestra y creación desde la propia comunidad. Es un equipo multidisciplinario; de sonidistas, equipo técnico, diseño de vestuario, audiovisual, entre otros. Pero no sólo haces lo tuyo, sino que también aprendes y haces lo que hace el otro, es importante para el grupo conocer el trabajo del otro.

Sopa de piedra, se presentó en mayo de este año en las calles del barrio Recreo en San Miguel y la población Santa Anita de Lo Prado. Sus posibles intervenciones  se esperan en la población la Bandera y la Pincoya en el verano del 2018. El colectivo no sólo hace presentaciones, sino también talleres y escuelas en los barrios, la idea es ir multiplicando el trabajo y crear nuevos espacios de creación en las zonas en las que ellos participan.