Home » Noticias » Trabajadores de Socofar son humillados y obligados a pasar por escáner que los visualiza desnudos

Trabajadores de Socofar son humillados y obligados a pasar por escáner que los visualiza desnudos

Trabajadores de una empresa denuncian tratos humillantes y vulneración de su dignidad al obligados a pasar por un escáner corporal, violando su intimidad. La empresa responsable de este hecho es Socofar Logística S.A, proveedora y parte del holding de Farmacias Cruz Verde – involucrada en el caso “colusión de farmacias“-, que desde enero de este año obliga a sus trabajadores a pasar a través de un escáner corporal de última tecnología vulnerando la intimidad, honra y vida privada, lo que afecta además la calidad de vida laboral, por donde los trabajadores deben pasar al menos 2 veces al día: cada vez que entran a la sala de operaciones, deben girar en 360º y levantar sus brazos en 90º grados para completar la revisión. La empresa explica que es para evitar los robos hormigas de medicamentos.

Las imágenes revisadas por los guardias muestran con gran nitidez el cuerpo de las trabajadoras y trabajadores completamente desnudos, donde se visualizan claramente sus genitales, las mujeres deben responder preguntas íntimas relacionadas con su periodo menstrual para explicar tampones y toallas higiénicas, los hombres incluso deben sacarse la camisa para mostrar lunares, si los guardias detectan algun objeto sospechoso deben pasar a otra sala donde los hacen desnudarse por completo.

Imágenes del escáner donde se ve con gran nitidez el cuerpo de los trabajadores y trabajadoras de Socofar

Imágenes del escáner donde se ve con gran nitidez el cuerpo de los trabajadores y trabajadoras de Socofar

Además de vulnerar la intimidad de las personas, los trabajadores temen que, si al pasar diariamente por el escáner, este pudiera producir daños a la salud al sobrepasar los límites de exposición a la radiación, sobre todo considerando que gran parte de los trabajadores son mujeres y está la posibilidad de que alguna de ellas pueda estar embarazada. El escáner modelo Eqo Smiths se encuentra en el subterráneo de la planta, inspectores del Seremi de Salud revisaron la máquina indicando que se trata de un equipo de radiación a base de microondas milimétricas de baja penetración y recomiendan que embarazadas no se expongan.

Los trabajadores denuncian, además, que la empresa desde el 12 enero, fecha en que fue instalada la máquina, comenzó a entregar carta de amonestación a quienes se negaran a pasar por el escáner, las amonestaciones resultan en la pérdida del bono PROM que aumenta en un 20% su sueldo base, práctica que viola las normas de derecho laboral. A esto se suma que si es que hay fiscalización a la salida, esta debiera ser aleatoria, sin embargo, los trabajadores denuncian que todos los días deben pasar todos por la máquina.

Ante la denuncia iniciada el 17 de abril por los trabajadores en conjunto con la Dirección del Trabajo, quien se sumó a la acción judicial después de que un inspector, realizando otro procedimiento, se diera cuenta de lo invasivo de esta práctica. Christian Melis, Director del Trabajo, señala que “se trata de una medida que vulneraría el derecho a la intimidad de los trabajadores, la empresa por su parte se respalda en que se trata de un control que apunta a evitar robos, pero afecta en su esencia el derecho a la intimidad de los trabajadores“. La empresa se debe presentar el próximo 6 de agosto en el Segundo Juzgado Local del Trabajo de Santiago para enfrentar un juicio oral, donde los temas a tratar serán Vulneración a la honra, invasión a la intimidad y vida privada.

Desde la Dirección Regional del Trabajo Metropolitana Oriente, emanó un informe de fiscalización, que integra la investigación que llevó a cabo el fiscalizador e incluye los hechos respecto a la denuncia y demanda interpuesta por el sindicato de Trabajadores de Empresa Socofar.

Según el resultado del fallo, los trabajadores podrían ser indemnizados por la empresa por vulnerar los derechos fundamentales. Mientras tanto, la empresa no ha cesado en su práctica de humillar a las trabajadoras y trabajadores a través de este escaneo corporal.

La desconfianza de la empresa origina claramente malestar en los trabajadores, quienes indican que se está poniendo en duda reconocimientos a su labor, preocupa la calidad de vida en el trabajo, motivación y el desarrollo personal, el tomar este tipo de medidas como Reglamento interno atenta contra los derechos fundamentales y discrimina a los trabajadores.

Una de las trabajadoras, Araceli León, indica que “Pensé que era una medida de seguridad de nuestra empresa, pero cuando vi vulnerada mi intimidad de mujer me dio vergüenza, me choqueó. Esto me hace pensar si me voy a retirar, porque me afecta“.

La empresa, alude el evitar robos al interior y emitió un comunicado en el que informó que: “el problema que se plantea aquí no es sólo la pérdida de inventarios, sino los riesgos sanitarios que significa que los medicamentos comienzan a ser vendidos en ferias libres, por internet y de otras formas irregulares, perdiéndose todo control sanitario sobre ellos“.

Las prácticas antisindicales no son nuevas en el Holding, anteriormente la empresa ya había incurrido en ellas al subir sueldos y otorgar beneficios a trabajadores no sindicalizados, este hecho ocurrió a mediados del 2014, días antes de la negociación colectiva y la que terminó en una huelga que duró más de un mes por vulnerar el derecho a la libertad sindical, la cadena de farmacias ya había sido sancionada el año 2012 por colusión de precios junto a Farmacias Ahumada y Salcobrand, Cruz Verde pertecene en un 80% al Holding Sofocar, propiedad de la familia Harding, y el 20% restante al Holding Cencosud que pertenece a Horst Paulmann.

Video realizado por trabajadores donde se denuncia que la pasada por el escáner no es aleatoria, si no que deben pasar todos, todos los días.