Home » Noticias » Tribunal Oral en lo Penal absolvió a los 10 ejecutivos involucrados en “Colusión de Farmacias”. Las razones aquí:

Tribunal Oral en lo Penal absolvió a los 10 ejecutivos involucrados en “Colusión de Farmacias”. Las razones aquí:

Este martes 23 de junio, el cuarto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, en un falló dividido, absolvió a los 10 ejecutivos de las Farmacias; Salcobrand, Cruz Verde y Fasa (Ahumada), imputados por “adulteración fraudulenta de precios“.
El veredicto dado por la jueza del Tribunal María Inés Collín, apuntó que la fiscalía no logró acreditar la adulteración fraudulenta, en este punto el voto disidente fue del juez José Flores quien señaló -como quedó establecido en acta- que la fiscalía si acreditó la adulteración de precios de los medicamentos, señalando que “se dieron por concurrentes todos los elementos previstos en el tipo penal“. La sentencia será dictada el 28 de julio a las 12:00 horas.

Los ejecutivos absueltos son: Ricardo Ewertz y Sergio Purcell (Farmacias Ahumada – Fasa), Roberto Belloni, Ramón Avila, Claudia Carmona, Judith Carreño y Mehilin Velásquez (Salcobrand), Ricardo Valdivia y Cristián Catalán (Cruz Verde) y el ex gerente general de Laboratorio Medipharm, Mario Zemelman. (ver veredicto)

Antecedentes de la colusión de las farmacias

Las cadenas de Farmacias, que concentran más del 95% del mercado chileno, se coludieron para subir los precios de cerca de 220 medicamentos en un 55% en promedio de aumento que en algunos casos llegó hasta el 144% de alza. Dicha colusión, denunciada el año 2008, fue comprobada en la investigación abierta por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y el Tribunal de la Libre Competencia -que ven el área civil y no penal- aplicando multas a las empresas farmacéuticas.

La Fiscalía Nacional Económica llegó -el año 2009- a un acuerdo extra judicial con Fasa (Farmacias Ahumada) quien de paso admitió irregularidades, entregando información respecto a la colusión -especie de delación compensada- y fue multada con US$ 1 millón de dólares.

Las otras dos cadenas denunciadas (Cruz Verde y Salcobrand) debieron enfrentar un juicio ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, el cual aplicó una multa de US$20 millones a Salcobrand y Cruz Verde, respectivamente, por coludirse junto a Fasa (Farmacias Ahumada) para fijar los precios de al menos 206 medicamentos, sanción que -a pesar de una serie de dilaciones y rebajas-  fue finalmente ratificada por la Corte Suprema.

Las ganancias -durante los 5 años en que estás se coludieron- llegaron a los $13.107 millones de pesos (Cruz Verde), $7.616 millones de pesos (Farmacias Ahumada – Fasa) y Salcobrand alcanzó beneficios por $6.539 millones de pesos.

¿Por qué la colusión no es delito? 

Esto porque la tipificación de “colusión” no existe actualmente en nuestro Código Penal – eliminándose de paso las penas de cárcel- luego de que fuera derogado en el año 2003, durante el gobierno de Ricardo Lagos, por la Ley 19.911, en donde se creó el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC). El argumento dado por el en ese entonces Presidente Lagos fue que se privilegiaba “la delación” -ofreciendo condiciones para esto- pues, a juicio del ex mandatario, la colusión se descubre por delación más que por investigación. Fue en este marco que Fasa se acogió a esta normativa.

Actualmente la “Colusión” es una falta administrativa, no un delito penal, es por ello que existe un fallo -en el ámbito civil- por colusión contra los ejecutivos de las farmacias que se concertaron para subir los precios de los medicamentos en el marco del Decreto de Ley 211 que se aplica en el Tribunal de la Libre Competencia.

Así la Fiscalía del Ministerio Público, al no existir la tipificación de colusión en el código penal, desempolvó unos viejos articulo del código penal -del año 1864- para poder procesar penalmente a los ejecutivos de las farmacias. Dichos artículos (el 285 y el 286) sanciona a “los que por medios fraudulentos consiguieren alterar el precio natural del trabajo, de los géneros o mercaderías, acciones, rentas públicas o privadas o de cualesquiera otras cosas que fueren objetos de contratación“. Originalmente el articulo se creó para sancionar a los vendedores de telas -en esa época- que adulteraban las reglas de medición para alterar centímetros a los paños de telas que vendían.
Dicho articulo (285) hoy se discute para que sea derogado y, de ese modo, que sea solo una instancia la que vea lo relativo a la colusión – en este caso el TDLC- y no dos instancia – Ministerio Público- resguardando el “non bis in idem” dice relación en que un mismo caso no puede ser visto en dos sedes distintas.

El intento de hacer pagar con cárcel efectiva a los ejecutivos que se coludieron y subieron concertadamente cientos de medicamentos, muchos de estos de enfermedades de alto riesgo que afectaron transversalmente a la población -aunque particularmente niños y adultos mayores- y que generó millonarias ganancias que sin embargo fueron menores a las multas finalmente aplicadas, en nuestro país está destinado al fracaso.