Home » Noticias » un dirigente sindical se inmola y otros mueren en faenas… Jorge Peña pregunta: ¿Hasta Cuando?

un dirigente sindical se inmola y otros mueren en faenas… Jorge Peña pregunta: ¿Hasta Cuando?

Jorge Peña - Siteco

En la imagen central, Jorge Peña, Presidente del Sindicato SITECO

2 trabajadores muertos y un dirigente sindical que se inmola por las pésimas condiciones laborales en Chile. Jorge Peña, Presidente del SITECO se pregunta ¿Hasta Cuando?

A propósito de la inmolación de Marco Antonio Cuadra, dirigente sindical de la empresa multinacional RedBus del Transantiago y a la muerte en faena de un trabajador portuario y otro en durante su trabajo en la minería, Jorge Peña, Presidente del Sindicato SITECO nos hace reflexionar e interpela para en una columna decirnos ¿Hasta Cuando?

Dejamos la columna de forma integra, extraída de la pagina de SITECO, para su lectura y difusión.

Por: Jorge Peña Maturana/ Presidente Sindicato Siteco

Síntomas extremos

 

El sábado 31 de mayo murió un trabajador portuario y un contratista del cobre  durante sus respectivas faenas y por razones que aún se investigan, pagando los costos del desarrollo nacional. En este dramático contexto, un grupo de dirigentes del cobre, a quienes se nos ha negado el derecho al trabajo, subimos de manera clandestina a inspeccionar las salas de cambio de los trabajadores contratistas de la división El Teniente de CODELCO y nos encontramos con obreros “aseándose por presas” de tóxicos industriales, entre camarines a medio terminar e instalaciones electricas defectuosas.

Bajamos inmediatamente a la Inspección del trabajo a realizar la denuncia. Como todas las semanas, nos encontramos con una fila de trabajadores pidiendo auxilio al organismo estatal, el cual en último término se vuelve impotente, frustrando a los denunciantes y por esa vía obligándoles a la resignación.

A diario y a lo largo de todo el país, las salas de espera de la Inspección del Trabajo se copan de trabajadores denunciando el no pago de remuneraciones, horas extras, despidos ilegales de dirigentes sindicales y trabajadores con fuero por encontrarse en procesos de negociaciones colectivas, el no respeto a las jornadas del trabajo, extendiéndolas hasta las 12 horas diarias y más, denunciando el incumplimiento de las normas de higiene y seguridad en el trabajo y una larga lista de abusos del empresariado nacional, que con total mezquindad, soberbia y falta de profesionalismo, pareciera gobernar en este país.

Son temas que no están en la agenda pública de la semana y que no alcanzan a ser visibilizados, sin embargo, todo Chile pudo ser testigo este lunes 02 de junio de la inmolación del compañero Marco Antonio Cuadra, dirigente sindical de la empresa multinacional RedBus del transantiago, que cansado de la colusión entre el estado y los empresarios del transporte, decidió rociar su cuerpo con bencina y arder frente a sus compañeros de trabajo en señal de protesta.

Cuadra, a quién impunemente se le había arrebatado su fuero sindical para ser despedido de la empresa para así ahogar al sindicato, resultó con el 90% de su cuerpo quemado. Completamente carbonizado señaló frente a las cámaras celulares “¡no nos pagan las quincenas, a los dirigentes sindicales los echan y nadie reclama, hasta cuando compañeros!”

¿Hasta cuándo compañeros?

 

Las últimas imágenes del compañero Marco Antonio Cuadra son terribles, duelen y nos llenan de impotencia, pero es nuestra fuerte y cruda realidad nacional. Con cada vez más frecuencia, la desesperación de Chile alcanza los límites que nuestra biología logra aguantar.

Pero la lección del compañero Cuadra no es solo contemplativa, “¿hasta cuándo compañeros?” Es un llamado directo a los trabajadores de Chile y no a cualquiera, su mensaje está dirigido a un grupo de trabajadores con nombre y apellido, lo sabemos.

¿Quién va a atender el llamado de Marco Antonio Cuadra?. Los trabajadores portuarios, los contratistas del cobre, los astilleros de Asmar, los trabajadores bancarios, somos quienes debemos responder sin medias tintas a este llamado desesperado.

Circunstancias económicas e históricas nos han empujado a luchar sin tregua contra el empresariado nacional y extranjero, y durante los últimos 15 años hemos desarrollado los mayores niveles de organización sindical en el país, asestando victorias para pequeñas pero estratégicas franjas de la clase trabajadora. Con aciertos, fracasos y mucho espíritu de sacrificio, hemos ido configurando nuestras formulas de combate y eso nadie puede ponerlo en duda.

Es por esta razón que debemos asumir la tarea, debemos unirnos y poner freno al abuso que a diario sufren los trabajadores de nuestra patria. ¿Esperaremos que el 90% de la masa laboral que no puede sindicalizarse, responda al llamado del compañero Cuadra? ¿Esperaremos que los sindicatos que con mucho ímpetu intentan luchar contra el empresariado pero por condiciones objetivas han terminado aplastados, sean quienes pongan freno a tanto abuso? ¿esperaremos que la dirección de la CUT, la misma que calló frente al asesinato de Juan Pablo Jiménez, responda a este llamado?

Somos nosotros los que debemos responder primero. Y responderemos con unidad y alianza estratégica, nadie más en este país vendrá a cumplir esta tarea histórica. Impongamos el respeto que el trabajador chileno se merece.