Home » Noticias » Hoy en su Natalicio: Luis Emilio Recabarren, el educador e incansable organizador de la clase trabajadora

Hoy en su Natalicio: Luis Emilio Recabarren, el educador e incansable organizador de la clase trabajadora

Un incansable revolucionario

 

Este 6 de julio se cumplieron 141 años del nacimiento de uno de los más grandes revolucionarios que ha tenido este territorio llamado Chile, hablamos de Luis Emilio Recabarren, (6 de julio de 1876 – 19 de diciembre de 1924) quien buscó durante décadas articular y educar a la clase obrera chilena desde norte a sur, creando mutuales, seccionales de partidos políticos de trabajadores (Democrático, Socialista Obrero, o Comunista, según la época), medios de prensa, filarmónicas, teatro y cualquier instancia que pudiera ayudar a articular al pueblo trabajador, la clase obrera.

Su lucha en ese sentido fue incansable, nunca dejó de bregar por la liberación de los explotados, incluso cuando se encontró él mismo en la cárcel o en el exilio, utilizó todos los medios posibles para hacer prosperar la lucha del pueblo oprimido y se declaraba abiertamente hijo de su tiempo y camarada de quien quisiera organizarse y acabar con la explotación.

Sus viajes, su teoría

El crecimiento teórico de Luis Emilio Recabarren se dio siempre por dos grandes vertientes. La primera fue la experiencia, el hecho de observar su propia realidad y la del conjunto de los obreros chilenos fue lo que permitió a Recabarren hacer una teoría socialista que no sea simplemente aplicación de un molde general, sino que respondía a la realidad de la contradicción de clases de un territorio determinado, un precursor de la filosofía de la praxis como lo fuera luego Mariátegui y otros pensadores de clase latinoamericanos.

La segunda forma en que Luis Emilio se desarrolló teóricamente fue a través de sus viajes. Si bien por un lado el conocimiento de la realidad puntual chilena le ayudó a establecer una teoría revolucionaria, la comparación y los referentes le ayudaron a poder ser más específico, más crítico y más claro en sus postulados y comprender y pregonar, la solidaridad de clase y su convicción anti capitalista.

En ese sentido fueron los viajes a Argentina y Europa que desde 1906 al 1908 que le transformaron la mirada y su decisión política. Fue en esos viajes que adoptó además un discurso más abiertamente marxista y definidamente socialista, comenzando a criticar las meras reivindicaciones “democráticas” que tenía el grueso del movimiento obrero chileno hasta entonces. Desde ese momento es que comienza a defender la creación  de un partido de corte abiertamente socialista (o la transformación de su partido, el Partido Democrático), que no solo apele a la democratización de la sociedad, sino a su completa transformación en una sociedad sin clases ni explotación.

No por ello dejó de apostar por la unidad de la clase trabajadora. Incluso es más, destacó todo gran ejemplo, viniera de donde viniera que estuviera en dirección de unir a la clase y avanzar en derechos sociales y acabar con la explotación. Es por ello que uno puede entender incluso su defensa y deseo de emulación de la Escuela Normal de Francisco Ferrer i Guardia, a pesar de la adscripción anarquista de su fundador. En el mismo sentido, siempre fue un defensor de la unidad estratégica de los trabajadores frente a las desavenencias que en el campo de la táctica se pudieran dar.

Finalmente, su viaje a la Rusia revolucionaria, a finales de la década del 10′ del siglo pasado, fue la que le dio a Luis Emilio la decisión por una postura revolucionaria, leninista y combativa que lo hizo finalmente adherirse a los postulados de la Tercera Internacional.

 Creador de medios: Recabarren educador

Chile_Diario_El_Despertar_de_los_Trabajadores

“El despertar de los trabajadores” (1912-1926). El medio más fértil y duradero creado por Luis Emilio Recabarren

La mayoría recuerda a Recabarren por ser el fundador del Partido Obrero Socialista (1912) que posteriormente se refundaría como Partido Comunista en 1922. Pero son pocos los que rescatan también como un incansable creador de instancias organizativas y formativas de los trabajadores. En ese sentido es que Luis Emilio tempranamente detectó que al pueblo trabajador chileno le hacía falta una pedagogía y un discurso propio, y que esta pedagogía y discurso se podían realizar por uno de los medios estrella del momento: el periódico. Fue así que Recabarren recorrió el país fundando medios de prensa y escribiendo prolíficamente en ellos para regenerar y educar al pueblo, y para combatir el discurso que desde los medios hegemónicos se realizaban.

Siempre estuvo convencido de que la batalla educativa, que implicaba crear un pueblo consciente y responsable de su destino, era la principal contienda que se debía dar en nuestra realidad particular. Y que antes de cualquier otra forma mayor de lucha, lo que se necesitaba era una clase trabajadora que se sepa y sea capaz de ser dueña de de su destino.

Por ello es que su mayor obra, también de 1912, fue la creación de un periódico en Iquique que logró un admirable tiraje y duración, nos referimos a “El despertar de los trabajadores“, y que alrededor de él se formaron mutuales y otras instancias populares donde el trabajador podía organizarse, discutir y educarse. Y con la lectura del periódico el trabajador podía aumentar sus niveles de conciencia, y liderar desde entonces la lucha para la liberación de su clase.

Es ese el Recabarren que queremos recordar el día de hoy, el que nos advierte del engaño de la desinformación, de los medios de los poderosos que quieren justificar la explotación y la opresión que vive la clase trabajadora a diario, y que condena discursivamente cualquier intento de lucha o liberación popular. Es el Recabarren que nos llama a escribir nuestra propia historia y nuestro propio discurso en medios populares que busquen mediante una pedagogía revolucionaria y liberadora, llegar a cada rincón de este país.

Anexo: Ponemos a disposición dos textos angulares en la obra de Recabarren, esto con el fin de adentrarse en su  pensamiento y conocerlo más allá del mito. Uno de ellos es: El Socialismo ¿Qué es y cómo se realizará? de 1912 y publicado en “El despertar de los trabajadores” ese año en forma facsimilar. Este texto explica justamente cómo Recabarren propone el socialismo como única forma de liberación de la clase trabajadora, argumentando concienzudamente y de forma profunda su defensa al socialismo.

También puedes leer: “Ricos y Pobres“, texto de septiembre del 1910.

 Revisa: Homenaje musical hecho por el cantautor Víctor Jara: