Home » Noticias » Un pueblo en abandono: Radiografía de Los Loros a 3 meses del aluvión que azotó a la región de Atacama

Un pueblo en abandono: Radiografía de Los Loros a 3 meses del aluvión que azotó a la región de Atacama

A cerca de una hora de Copiapó, internándose por el Valle del mismo nombre perteneciente a la comuna de Tierra Amarilla, se encuentra la localidad agrícola-minera de Los Loros. Con aproximadamente 1.800 habitantes esta fue una de las zonas más afectadas por el aluvión ocurrido el 25 de marzo de este año que, según cifras de la Onemi, dejó a 16.588 personas damnificadas, 16 desaparecidas (de acuerdo a las denuncias de presunta desgracia ingresadas a Carabineros y la PDI) y 31 muertos. Hay preocupación en la localidad por la sospecha de que haya más trabajadoras y trabajadores desaparecidos de quienes no se ha dado cuenta, o puesto denuncia, por ser inmigrantes indocumentados.

Puedes revisar: Trabajadoras desmienten a la empresa Frutícola Atacama – Las Temporeras de la Capilla sin dios

Ya han pasado tres meses desde la catástrofe natural desatada por un núcleo frío en altura que provocó la caída de 30mm de lluvia en menos de 24 horas en una zona donde caen 15mm en un año. Los hechos comenzaron el sábado 21 de marzo con la primera alerta de la Dirección Meteorológica sobre el frente de mal tiempo que se avecinaba para las regiones de Antofagasta y Atacama, sin embargo las autoridades no tomaron las medidas de precaución necesarias para aplacar uno de los mayores desastres naturales que ha vivido la región.

El martes 24 comenzaron las lluvias en la zona, vecinos relatan que esa noche hubo una gran tormenta eléctrica, la lluvia no parecía peligrosa y la alta temperatura en el lugar generaba un “ambiente tropical”, sin embargo al día siguiente el agua bajó de las quebradas aledañas a los poblados y destruyó todo lo que tenía a su paso transformando el Valle de Copiapó en un lodazal y dejando a la comunidad expuesta a la contaminación por aguas servidas, animales muertos y, posiblemente, a la emanada de la gran cantidad de relaves mineros en la zona.

Vecinos de Los Loros cortan rutan C-35, 6 de mayo 2015

Vecinos de Los Loros cortan rutan C-35, 6 de mayo 2015

La catástrofe pasó, en Los Loros se reportaron 3 fallecidos y 2 desaparecidos, y luego de 40 días sin servicios básicos ni ayuda gubernamental vecinos de la comunidad y de San Antonio decidieron realizar un corte de carretera en la ruta C-35 que une las localidades con Copiapó. La ayuda que habían recibido venía casi en su totalidad de voluntariados estudiantiles y empresas privadas. La Minera Caserones, de la que se expondrá más adelante, puso a disposición maquinaria para sacar el lodo de la zona, jóvenes de todo Chile viajaban para ayudar a construir viviendas de emergencias e intentar limpiar rápidamente el lodo de las casas, plazas y calles para evitar daños en la salud de los habitantes.

Sin embargo, el Gobierno y la Municipalidad “brillaban por su ausencia”, solo después de esta radicalización de los vecinos, fue enviado un ingeniero para que dirigiera los trabajos de construcción de un cause en la quebrada más cercana a los poblados y un muro de contención en caso de una nueva lluvia. A tres meses del aluvión este cause aún no está terminado, es cierto que se notan avances, ya hay tres piscinas aluvionales casi terminadas y al recorrer la zona se puede apreciar cuál sería el recorrido que tomará el agua, sin embargo una de las mayores preocupaciones de los vecinos es el muro de contención que hasta el momento solo son piedras y tierra acumuladas, un vecino afirma que antes de las movilizaciones “parecían que estaban jugando, tiraban la tierra de un lado para otro sin hacer nada”.

En la imagen se aprecia el muro de contención aún no terminado y parte de la Toma Cardenal Silva Henriquez

En la imagen se aprecia el muro de contención aún no terminado y parte de la Toma Cardenal Silva Henriquez

Recién el 23 de mayo, el Gobierno entregó casas de emergencia a 66 familias que se encontraban en el albergue de la localidad ubicado en el colegio de Los Loros- una de las razones para que las clases de los niños de la comunidad comenzaran de manera inestable la última semana de junio- pobladores denuncian que hasta la fecha no se ha acercado personal del Serviu a realizar fiscalizaciones a las casas para decretar si están o no habitables, afirman que muchas viviendas del sector que no se cayeron o tuvieron que ser demolidas presentan quiebres en un sus murallas y las familias viven con el constante miedo que estas colapsen sin tener aún respuesta. Los únicos profesionales que se han acercado son trabajadores/as sociales, que a pesar de intentar ayudar cuantificando los daños materiales no están calificados para definir en qué calidad se encuentran sus hogares.

La planta de tratamiento de aguas servidas

Las aguas servidas son las aguas residuales que generan la actividad humana, poseen materia orgánica, microorganismos, fecas, orina y residuos de cocina y de aseo. En Los Loros este es otro problema que aún no ha sido solucionado y que podría generar problemas sanitarios en la zona por la ruptura de una de las piscinas de la planta de tratamiento de aguas servidas. Como se puede apreciar en la fotografía la piscina principal fue gravemente golpeada por el aluvión y se encuentra en desuso desde fines de marzo funcionando solo con un depósito subterráneo que no da abasto para toda la comunidad. Según afirmó el Alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado (PS), la planta posee una capacidad de atención a 600 personas, sin embargo en Los Loros y sus alrededores viven cerca 3 mil vecinos.

Ruptura de una de las piscinas de la planta de tratamiento de aguas servidas

Ruptura de una de las piscinas de la planta de tratamiento de aguas servidas

El 16 de junio de este año, a casi dos meses del aluvión, el Alcalde de la zona, afirmó en una reunión sobre la problemática de sanitaria donde se encontraban las seremis de Salud y Medio Ambiente, la urgencia en solucionar ésta problemática que podría llegar a tener graves consecuencias sanitarias para la zona según consigna el medio local Fm Candelaria, sin embargo vecinos aseguran que además de no tener fechas concretas para la reconstrucción de la planta de tratamiento, no se han realizado estudios de agua en la zona, a pesar de abastecerse del recurso hídrico por medio de agua de pozo. Cabe destacar que esta denuncia del edil nació debido al término de la colaboración de la empresa minera Caserones, encargados de enviar los camiones que limpiaban las fosas con desecho, y que según el Informe Sanitario y de Muestreo de Suelos de la Subsecretaría de salud pública “el sistema de camiones limpia fosa no asegura la continuidad del sistema de tratamiento y evacuación”.

La Toma

Pero este no es el único conflicto en Los Loros con respecto a la planta de aguas servidas. Don Juan Riquelme, tesorero y segundo vocero de la agrupación “Levantemos Los Loros” es poblador de la toma Cardenal Silva Henríquez desde 1997, afirma que en esta toma de terrenos, antes del aluvión, existía un proyecto de ampliación de la planta de tratamiento para aumentar y lograr, luego de más de 20 años, eliminar los desechos por medio de alcantarillado y no del pozo séptico con el que actualmente funcionan, sin embargo esto pasó a segundo plano luego del desastre, afirma que las autoridades han puesto como excusa la cercanía que tiene el terreno con las quebradas, y por tanto se sitúan en la “zona roja” de desastres naturales.

Estos terrenos que debiesen ser de bienes nacionales son propiedad de la Municipalidad de Tierra Amarilla, los vecinos de la toma aseguran que a pesar de llevar más de 20 años viviendo en sus casas, 18 pagando electricidad y con cañería de agua potable desde el año 2000 la Municipalidad no quiere entregarles los títulos de dominio. Según afirma la página de Bienes Nacionales uno de los requisitos para adquirir esta documentación es tener una “posesión material pacífica, continua y exclusiva por un tiempo no inferior a 5 años” (el poseedor deberá probar su posesión por hechos positivos, tales como: cierres, mejoras, instalación de servicios u otros de igual significación). A pesar de esto las 63 familias que agrupa la toma aún no tienen soluciones a su demanda.

Don Juan afirma que una de las excusas que se les han dado para la no solución de este tema es la ubicación de la toma, al encontrarse cerca de las quebradas es un lugar de riesgo frente a otro eventual aluvión, sin embargo en la misma zona existe otra población, que fue entregada por Augusto Pinochet en los 80’s y que tienen título de dominio, y “a ellos no se les ha pedido que abandonen la zona”. El cuestionamiento de los vecinos de la toma Cardenal Silva Henríquez se basa en dos puntos: ¿por qué solo a ellos se les niega este derecho básico? y, en caso que debiesen salir de la zona, ¿dónde vivirían?. Ellos son una muestra viva del abandono estatal y municipal que sufren cientos de pueblos cercanos a las ciudades y, con justa razón, cuestionan la capacidad de las instituciones de ayudarlos a vivir en mejores condiciones.

Caserones: entre sanciones ambientales y cooperación con la comunidad

El proyecto Caserones pertenece a La Minera Lumina Copper Chile S.A, compañía perteneciente a las firmas japonesas Pan Pacific Copper Co., Ltd. (77,37%) – en la que participan JX Nippon Mining & Metals (66%) y Mitsui Mining & Smelting (34%) – y Mitsui & Co., Ltd. (22,63%). En el año 2010 comenzaron las obras de construcción de la planta, realizando la producción del primer cátodo de cobre el año 2013. Según informa la Superintendencia de Medio Ambiente, durante los días 23, 24, 25 y 26 de abril de ese mismo año se realizó una fiscalización que dio como resultado una multa de 12 millones de dólares- que posteriormente fue rebajada, por pagar dentro de los primeros 5 días hábiles luego del dictamen de la sanción, en más de mil millones de pesos- por obtener 17 sanciones en el informe de fiscalización de la Superintendencia de Medio Ambiente.

En el dictamen de sanción se afirma que “es posible concluir que existen antecedentes más que suficientes, para acreditar que existe un daño grave e inminente al medio ambiente que se debe evitar” esto debido al nulo monitoreo de aguas subterráneas y superficiales de la cuenca del Río Copiapó. Además dentro de las infracciones se encuentra la construcción de variados tramos de línea eléctrica sin seguir el trazo autorizado y, uno de los más graves, la puesta en marcha del proyecto sin haber validado los estudios, diseños y sistemas correspondientes al control de infiltraciones en los depósitos de lixiviación y lastre, los que podrían producir una filtración de líquido ácido con metales a las aguas subterráneas.

Puedes revisar el dictamen sancionatorio de la Superintendencia del Medio Ambiente aquí.

En aquella fecha y según el informe de la SMA, el representante legal de la Minera era Nelson Pizarro Contador, quien llegó a la minera Los Pelambres en 1998 donde asumió la gerencia general, luego fue ascendido a vicepresidente de Minería del holding Antofagasta Minerals- parte del grupo Luksic-y actualmente se desempeña como Presidente Ejecutivo de Codelco y actualmente el cargo de Nelson Pizarro es ocupado por Ricardo López Vergara, ex trabajador de Codelco que hace 8 años se desempeña en la Minera nipona.

Este conflicto medioambiental no es de conocimiento de la totalidad de pobladores de Los Loros, parte de la población siente que la Minera ha tomado el rol que debería tener la Municipalidad y el Estado con ellos. Después de todo, han sido ellos quienes –no desinteresadamente- entregaron ayuda casi inmediata a la zona y les han propuesto diversos proyectos de mejoramiento de la comunidad, como la puesta de cañería a la toma Cardenal Silva Henríquez que la Municipalidad les ha negado y que, hasta no tener títulos de dominio, no podrán acceder a ello.