Contraloría aún no revisa la medida

Según el reporteo del periodista Rodrigo Vega, tras solicitar mediante la Ley 20.285 (norma que regula el principio de transparencia de la función pública) las minutas y actas de reuniones en que se gestó el plan «Fondéate en tu casa», consistente en un permiso especial para los días 18,19 y 20 de septiembre se pudieran realizar reuniones familiares con hasta cinco visitas en lugares cerrados y 10 en lugares abiertos en todo el país (luego se restringió a un mínimo de 5 personas solamente en comunas que hayan salido de cuarentena), determinó que éste no fue coordinado por el Ministerio de Salud ni tampoco aprobado por la Mesa Social COVID-19, sino que directamente se trató de una decisión tomada desde el Ministerio del Interior a partir de una orden emanada por el presidente de la República Sebastián Piñera Echeñique. 

De esta manera, queda nuevamente de manifiesto el carácter autoritario e híper personalista de la primera autoridad del país en todas las decisiones vinculadas a la conducción política y administrativa de su gobierno y la gestión del Estado a través de una tendencia monolítica y obsecuente de control de la agenda, en este caso, a lo concerniente al manejo político de la pandemia. 

Así lo confirmó en julio pasado el subsecretario de Redes Asistenciales Arturo Zúñiga, quien dijo a Radio BíoBío que «nosotros le entregamos toda la información epidemiológica, de infraestructura hospitalaria disponible, de movilidad en cada una de las ciudades del país…y luego el presidente Sebastián Piñera (…) para bien o para mal (…) toma las decisiones, él es el responsable».

Al respecto de esta anomalía administrativa, ni Contraloría General de la República ni el Consejo de la Transparencia aún no se han referido a dicha situación que por un lado infringiría el derecho al control social de parte de ciudadanía respecto a la legalidad de las decisiones y actuares de autoridades públicas, además del contexto burocrático en que fue estructurada la campaña “Fondéate en la casa” que, junto a las condiciones señaladas, agregó un control sanitario para la Región Metropolitana –y otras regiones del país– conformado por más de 100 funcionarios del Ministerio de Salud para que realicen labores de fiscalización para velar por un buen funcionamiento  e implementación de este plan durante celebración de “Fiestas Patrias”, medida  que fue anunciada por la subsecretaria Paula Daza.

RVF