Luego de que el pasado domingo -después del Te Deum Evangélico- el ministro del Interior Víctor Pérez anunciara escuetamente la idea de un programa de reparación para víctimas de violencia policial durante la revuelta popular, hoy el secretario general de la Presidencia, Cristián Monckeberg (RN) confirmó dicha noticia a Radio ADN que -la próxima semana- será detallada por el presidente de la República Sebastián Piñera, pese a que el lunes había sido desmentida por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

«Nadie quiso que estas cosas ocurrieran, lamentablemente ocurrieron y lo lamentamos de verdad y por lo mismo si uno está en el gobierno tiene que buscar la forma de avanzar en importantes reparaciones en esa línea”, dijo el ministro que en el 2018 señaló que Chile era “un país donde la gran mayoría son propietarios de una casita y dos departamentos”.

Señalar que el anuncio de este programa reparatorio se da estratégicamente en respuesta a la investigación administrativa que está siendo llevada a cabo por la Contraloría General de la República en contra de siete generales del Alto Mando de Carabineros, por su enventual responsabilidad en los operativos represivos que terminaron en graves violaciones a los Derechos Humanos durante el estallido social de octubre.

Esto ad portas de la confirmación de las formalizaciones judiciales por querellas internacionales que están siendo preparadas por la justicia internacional en contra de Sebastián Piñera y autoridades de su gobierno, también en el contexto de vulneraciones de DD.HH durante la revuelta social, entre las que se encuentran la Fiscalía de la Corte Penal Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Precisamente debido a estas acciones judiciales en curso, fue que Piñera en mayo ingresó al Congreso una iniciativa que podría cambiar radicalmente el Tratado de Roma y el compromiso de Chile con la CPI, esto a partir de la idea de que sean únicamente autoridades políticas nacionales quienes determinen el actuar de dichos tribunales internacionales en el país.

RVF

Foto: Gustavo Gatica y Mario Acuña, ambos víctimas de la brutalidad policial en la revuelta.