Desde que Chile despertó el 18 de Octubre vinieron las violaciones sistemáticas de DDHH por agentes del estado hacia lxs manifestantes, por lo que hubo que resistir y luchar en calles, y aún así, la respuesta de Sebastián Piñera ha sido la criminalización y persecución de la protesta social, presentando hasta la fecha 1.054 querellas invocando la Ley de Seguridad del Estado.

Tenemos más de 2,500 Presxs Políticxs, en su mayoría estudiantes y trabajadores. Con prisiones preventivas desproporcionadas, sin pruebas fehacientes y que gracias a la imputaciones bajo la “Ley Antibarricadas y Antisaqueos” y por la “Ley de Seguridad del Estado” la justicia chilena pide penas que llegan hasta los 10 años y más.

Los medios de comunicaciones tradicionales los han estigmatizado tanto a ellxs como a sus familias, sin hacer ningún esfuerzo en conocer quienes son las personas detrás de las cifras, sin darse cuenta que detrás de cada uno de ellxs hay una familia como la de cualquiera, donde el Estado ha generando un daño irreparable en todo un ecosistema de vidas.

Ha quedado a la vista de todxs, cómo la justicia ha sido desigual y discriminatoria con los Presxs Políticxs, hemos podido ver durante la pandemia cómo violadores de DDHH, abusadores sexuales y delincuentes pertenecientes a la élite pasan impunes por la justicia y cómo también reprimir las manifestaciones sociales pareciera ser lo más importante para la justicia y la política chilena.

Podrías haber sido tú.
Libertad de prensa
Libertad de expresión.
Libertad a los presxs políticxs.

~Quien olvida a lxs presxs, olvidó la lucha~

Poema Rayas Negras por Malú González Cortés @nosoymarialuisa
Video @resistencia_visual