Por Capucha Informativa

El estudio realizado por el doctor en biología molecular Alexander Samuel, muestra que el gas CS (compuesto de las lacrimógenas), es un gran factor de riesgo para el cerebro, hígado, riñones, ojos y el sistema gastrointestinal, pues produce cianuro -compuesto que es potencialmente mortal-.

El estudio indica que la reacción a corto plazo luego de la absorción del al gas CS, es que durante la metabolización se libera cianuro en el cuerpo, causando vértigo o pérdida de consciencia.

Respecto al mediano y largo plazo, los científicos explican que, tras una larga exposición al CS y producto de la constante liberación de cianuro, existe un alto factor de riesgo para el cerebro, hígado, riñones, ojos, tiroides, el sistema gastrointestinal y el cardiovascular.

Los investigadores señalan que sus hallazgos se corresponden con estudios militares previos, donde se muestra que una de las principales causas de visitas al hospital por parte de soldados en EE.UU son las enfermedades respiratorias severas, presentadas luego de la exposición al gas CS.

Recordemos que además los pacos, disuelven el CS en los guanacos para reprimir, sin seguir ninguna recomendaciones ni protocolos internacionales para la concentración que debería contener el agua. Tras ser increpada en diciembre del 2020, la institución asesina indicó que usaba concentraciones señaladas en manuales, pero estos solo muestran la concentración recomendada en gas y no la disuelta en agua.

Tras estos hallazgos y en el actual contexto vale preguntar ¿para quién fue el acuerdo por la paz y la nueva constitución firmado por los partidos?, porque no se ve paz para la protesta y sectores populares que siguen ahogando con armas químicas y mortales.